Cómo viajar por Europa con autogas GLP

El gas licuado del petróleo (GLP) o Autogas es muy utilizado allende nuestras fronteras, ya que España va un poco atrasada en despliegue de surtidores y flota de vehículos que lo usan. De hecho, nos puede sorprender la aceptación que tiene el GLP en países como Italia, Polonia o Alemania.

Resulta muy fácil encontrar surtidores que vendan este combustible, y los precios pueden ser muy parecidos a los de España. No pasa lo mismo con la gasolina, que puede rozar el euro por litro en algunos países y en otros rozar los dos euros si es servicio atendido (sí, un robo).

También hay que tener en cuenta otro pequeño detalle, no hay un estándar para las bocas de llenado para repostar el gas. Eso implica que hay que usar distintos adaptadores en un viaje largo si no queremos toparnos con la imposibilidad de repostar en un lugar concreto y tener que tirar de gasolina más cara o mucho más cara.

Los precios del GLP en Europa

Si miramos el último boletín petrolero de la Unión Europea, comprobamos que el precio más barato es el de Rumanía (0,50 €/litro de media) y el más alto el de Francia (0,76 €/litro de media). El promedio comunitario es de 0,60 €/litro, muy inferior al que tiene la gasolina y cómo no, el gasóleo.

La explicación hay que buscarla en los impuestos, en la UE están congelados los impuestos de hidrocarburos ligados al GLP hasta el año 2023. En ese año se podrá elevar un poco o mantenerse, es muy pronto para aventurarlo. Quien se compre ahora un coche a gas -o ya lo tenga- habrá amortizado el sobrecoste tecnológico para entonces ocurra lo que ocurra.

Los cinco países con los precios más baratos son Rumanía, Polonia, Bulgaria, Letonia y Luxemburgo; los primeros no sorprenden, tienen un coste de vida más bajo y no superan 55 céntimos por litro de media. Los cinco más caros son Eslovenia, Italia, Hungría, Holanda y Francia, con 65 céntimos por litro de media o más.

Es por tanto importante planificar la ruta, conociendo de antemano dónde repostar y, a ser posible, sabiendo el precio. Por un lado, debemos tener en cuenta la autonomía del depósito, a veces tendremos que ir a una gasolinera cara con tal de no usar gasolina hasta el siguiente repostaje, pagando precios superiores a 90 céntimos por litro.

Mi consejo al respecto es no apurar el depósito, y parar a echar a los 200-400 kilómetros si encontramos precios económicos en relación al país. Además, es una sana costumbre en un viaje largo estirar las piernas cada dos-tres horas de conducción. Haremos varios repostajes pero tendremos que aflojar poco dinero cada vez. Las tarjetas de crédito se aceptan en casi cualquier lado.

En la página web mylpg.eu existe un planificador de rutas en el que indicamos origen y destino, añadiendo al mapa las estaciones que hay en la ruta más directa con un desvío de 5, 15 o 40 kilómetros. Indicando la autonomía media del tanque, nos dará resultados más adecuados a nuestros intereses. En el vídeo superior podemos ver cómo se usa el planificador, que está únicamente en inglés.

¿Dispones del adaptador adecuado?

Por último, nos queda la cuestión espinosa del adaptador. Los coches a gas, bien de fábrica o convertidos, utilizan una boquilla universal a la que se ha de enganchar un adaptador. Son estos:

  • ACME: tiene forma de campana con el borde externo roscado, es el segundo más utilizado
  • Bayoneta: muy extendido también, se utiliza también en nuestro país, se asemeja a un cilindro con dos topes metálicos en sus bordes
  • Plato: se parece al ACME, pero con el borde exterior sólido y parecido al sumidero de un lavabo, el que más países utilizan
  • Adaptador Euro: pese a su nombre, solo lo ha adoptado España. Puede tener conector universal macho o hembra y por su forma parece una flauta

Podéis consultar los adaptadores en mylpg.eu. En dicha web no recomiendan combinar adaptadores distintos para evitar fugas al repostar. Si no contamos con el adaptador adecuado, podemos consultar si en la gasolinera en cuestión los venden o los prestan para repostar. Quien viaje a menudo debería plantearse tener varios adaptadores ya desde el origen y así ahorrar dinero.

En definitiva, el GLP es una forma muy económica de atravesar Europa, aunque no es tan cómodo como el diésel a efectos de repostaje. Eso sí, combinando la autonomía del depósito de GLP y el de gasolina se puede hacer del tirón una distancia superior a cualquier diésel equivalente, con un coste final muy similar.

Fuente: www.motor.es

 

Qué es el autogas GLP, para qué sirve y qué ventajas tiene en un coche

Desde hace mucho tiempo, seguro que en alguna conversación has tenido que escuchar el término GLP (o Autogás). La forma en la que funcionan los motores de los coches está siempre cambiando, y a día de hoy existen muchas alternativas para reducir el gasto en combustible sin necesidad de dar el salto del todo al coche eléctrico. Los coches con GLP son una de esas alternativas.

El GLP lleva años entre nosotros, pero es ahora cuando mucha gente ha empezado a plantearse en serio adaptar su coche a esta tecnología. ¿Por qué? Entre otras cosas, porque por ejemplo a partir de este año ya no habrá más ayudas para la compra de un coche nuevo cien por cien diésel o gasolina: el Plan Movalt 2017 excluye las ayudas a los coches que funcionan únicamente con diésel o gasolina… pero sí que se aplica para los coches con Autogás.

Para que el coche eléctrico sea una alternativa viable económicamente para todo el mundo todavía tendrá que pasar un tiempo -aunque, en realidad, cargar su batería representa un precio ínfimo-, y hay que buscar opciones más asequibles para todo el mundo. España es uno de los países con una mayor intención de crecimiento en cuanto al mercado del Autogás, y en esta ocasión te vamos a explicar qué es el GLP y para qué sirve.

Dentro de los productos de gas hay uno destacado, el Gas Licuado del Petróleo o Autogás, y se trata de un combustible que de alguna manera sirve como alternativa a la gasolina.

Es una mezcla de butano y propano comprimidos para que se vuelvan líquido, se disuelve en petróleo y se obtiene durante el refinado de este. Este gas licuado del petróleo es muy interesante porque se consigue al bajar las temperaturas a 40 grados bajo cero. Además casi no tiene azufre y otras sustancias como los metales dañinos.

El detalle más interesante es que el precio del litro en una gasolinera está muchas veces cerca de la mitad que el de gasolina (alrededor de 0,6€ el litro, respecto a los 1,1, 1,2 o 1,3€ de la gasolina). Además, contamina mucho menos, ya que emite un 15% menos de CO2 y entre un 70% y un 90% menos de óxido de nitrógeno.

Si quieres utilizar GLP para repostar tu vehículo primero deberás transformar tu coche para que pueda utilizar el gas licuado, una operación que normalmente tiene un coste aproximado de 2.000€. Dado que el Autogás necesita de una chispa para funcionar, esta operación solamente sirve para coches gasolina y no para los diésel. Puede hacerse también con motores diésel, pero en ese caso el precio de la adaptación varía.

Un dato importante por si estás pensando modificar tu vehículo es que no implica un cambio importante, apenas lo notarías si tienes el espacio adecuado en el compartimento trasero del maletero. Y si te preocupa la facilidad para llenar el depósito de gas, has de saber que a día de hoy existen más de 500 instalaciones en toda España y solamente el GLP en Madrid tiene más de 20 gasolineras.

El GLP representa sobre todo un ahorro a largo plazo, especialmente a partir del momento en el que ya has amortizado la inversión que realizaste al realizar la adaptación de gasolina a gas. Es a partir de los 15.000, 20.000 o 25.000 kilómetros recorridos al año cuando puedes plantearte empezar a hacer cuentas para dar el salto a este combustible.

Fuente: computerhoy.com

El Clúster Autogas cree que el Movalt ayudará al crecimiento de este combustible en España

El Clúster Autogas ha trasladado al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital su “felicitación” por el Plan Movalt, “un plan de ayudas para promover una movilidad más sostenible que permitirá un crecimiento significativo del Autogás en nuestro país”, aseguran desde la entidad.

El Plan, que se gestiona a través del Idae, permite subvencionar tanto nuevas compras de vehículos Autogas a particulares, autónomos, empresas y administraciones públicas hasta agotar el presupuesto disponible con una ayuda estatal, que oscila entre 500 y 1.000 euros en función del precio de venta del vehículo y el tipo de beneficiario, y a la que se suman 1.000 más como ayuda del concesionario.

Los vehículos destinatarios de las ayudas serán procedentes de fábrica o transformados y garantizados bajo el control del fabricante a través de su red autorizada. Los interesados en las mismas tan sólo deben escoger entre los cerca de 40 modelos Autogas nuevos de todos los segmentos disponibles en el mercado, ya que son los puntos de venta los responsables de cumplimentar y registrar las solicitudes y quienes dispondrán de información actualizada en tiempo real acerca de la disponibilidad o agotamiento de los fondos.

El Autogas representa actualmente la energía de movilidad sostenible más demandada del mercado y con la tecnología más desarrollada, por lo que las expectativas en torno al número de peticiones de ayudas son halagüeñas. “Con la activación de este Plan Movalt, la actual gama de vehículos disponibles y amplia infraestructura para el repostaje, el mercado de vehículos de Autogas podría crecer notablemente”, según José Luis Blanco, director del Clúster Autogas. “Dados los porcentajes de penetración del entorno europeo, donde alcanza 15 millones de vehículos, población y políticas de movilidad que ya se están implantando en otros países y ciudades europeas, hay una gran oportunidad de crecimiento y de mejorar la calidad del aire de nuestras ciudades”.

Las flotas y empresas de alquiler, donde el Autogas está ampliamente extendido, son unos de los destinatarios de este Plan, ya que se establece un máximo de 35 vehículos para las empresas y otras personas jurídicas beneficiarias.

Los vehículos Autogas disponen de una tecnología bifuel, lo que les permite circular indistintamente con Autogas o gasolina y disfrutar de mayor autonomía que los vehículos propulsados por carburantes tradicionales. La red de más de 550 estaciones de servicio repartidas por toda la geografía hacen del Autogas el combustible alternativo más extendido en España, donde ya circulan cerca de 53.000 vehículos Autogas.

Fuente: posventa.info

 

Gas Natural Vehicular, una apuesta sostenible de movilidad para mejorar la calidad del aire

El agua caliente o la calefacción son los usos más comunes o reconocibles del gas natural. Pero se trata de una energía que se emplea en otros campos como, por ejemplo, de combustible para mover vehículos. El gas natural vehicular (GNV) es una de las alternativas más ecológicas a los carburantes tradicionales y sustituto de la gasolina en motores de combustión interna de encendido por chispa y en forma parcial del diésel en aquellos motores de encendido por compresión.

A día de hoy cualquier tipo de vehículo puede funcionar con gas natural. Coches, furgonetas, autobuses, camiones pesados y trenes ya utilizan este combustible. Los 18 millones de vehículos en el mundo de gas natural demuestran su viabilidad técnica, siendo la energía más eficiente y sostenible ya que conjuga en equilibrio importantes ventajas medioambientales, a través de la reducción de emisiones y de una menor contaminación acústica, y también económicas.

Según cifras de Gasnam (Asociación Ibérica de Gas Natural para la Movilidad), las matriculaciones de vehículos propulsados con gas natural aumentaron más de un 133% en 2016 en España, hasta el punto de que a cierre de 2016 circulan 6.144 vehículos de este tipo en España (de éstos, casi  1.700 eran vehículos ligeros y más de 4.200, vehículos pesados de transporte, como autobuses o camiones).

VENTAJAS MEDIOAMBIENTALES

El gas natural vehicular es una alternativa real que está permitiendo mejorar la calidad del aire de las ciudades ya que, comparado con un coche de gasolina o diésel, reduce hasta ‘casi cero’ los contaminantes de referencia para la calidad del aire que afectan a la salud: elimina casi el 100% en emisiones NO2 y elimina el 96% de partículas volátiles en suspensión PM, principal causa de problemas respiratorios en niños y ancianos en entornos urbanos derivados de la contaminación urbana. También reduce hasta un 30% las emisiones de CO 2 , principal gas de efecto invernadero, por lo esta energía contribuye en la lucha contra el cambio climático.

Además, los coches con gas natural son más silenciosos. Los motores de gas natural reducen en más de un 50% la emisión sonora percibida y vibraciones respecto a los motores diésel y, en consecuencia, reducen la contaminación sonora y comportan una mejora en la calidad de vida de las personas.

El gas natural vehicular, además de garantizar una movilidad sostenible, es un combustible muy competitivo, ya que permite un ahorro por kilómetro de un 50% con respecto a un vehículo a gasolina, un 30% respecto al gasóleo y de un 25% que el GLP.

El GNV ha sustituido 142.000 toneladas de petróleo en España durante 2016, siendo el combustible alternativo que ha sustituido más toneladas de petróleo.

Fuente: elespanol.com

 

¿Quieres comprarte un coche ‘eco’? Conoce todos los detalles del nuevo Plan Movalt

El Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE) acaba de publicar en el BOE la resolución con los detalles del nuevo Plan Movalt, que sustituye al Plan Movea e incentiva la compra de vehículos alternativos a los propulsados con carburantes convencionales.

A continuación, algunos de los detalles del nuevo plan:

  • Los tipos de vehículos a los que se destinan las ayudas no son solo los coches eléctricos. También figuran los de gas licuado del petróleo (GLP o autogás), de gas natural comprimido (GNC) y gas natural licuado (GNL), además de los de pila de combustible y motocicletas eléctricas.
  • El importe de las ayudas oscila en función del tipo de vehículo y del sistema de propulsión. Si los vehículos más pequeños pueden recibir 500 euros, los camiones o autobuses de mayor tamaño se llevan hasta 18.000 euros.
  • Al margen del incentivo estatal, los concesionarios adscritos al programa aportarán 1.000 euros por cada adquisición, que se destina a rebajar el precio del vehículo salvo en el caso de los coches eléctricos, en el que este dinero se dedica al punto de recarga.
  • Los turismos propulsados con gas obtendrán entre 1.500 y 2.000 euros (ayudas del concesionario incluidas) si son de GLP, y 3.500 si se mueven con GNL. Un autobús o camión de GLP puede obtener entre 8.000 y 16.000 euros, así como entre 9.000 y 19.000 euros si es de GNL.
  • Los vehículos eléctricos de tipo turismo reciben ayudas siempre y cuando el precio final sea inferior a 32.000 euros. El incentivo varía en función de la autonomía del coche. Si supera los 72 kilómetros, asciende a 5.500 euros procedentes del Estado, a los que se suman los 1.000 euros del concesionario para instalar el punto de recarga.
  • Las ayudas pueden solicitarse tanto para la compra directa como para la realizada a través de financiación mediante leasing o renting. En cualquier caso, el coche que se compre debe ser nuevo y estar matriculado por primera vez en España.
  • Antes de la compra, debe realizarse la reserva en los concesionarios adscritos al plan. La fecha de factura de compraventa y la fecha de matriculación deben ser posteriores a la fecha de solicitud de reserva en el programa Movalt.
  • El Ministerio de Energía ha permitido además que puedan inscribirse vehículos eléctricos y de pila de combustible de hasta nueve meses de antigüedad, excepto las motocicletas, desde la primera matriculación hasta el registro de la solicitud en la aplicación del Plan Movalt. Eso sí, este caso se aplica cuando el titular es el concesionario o el importador del vehículo que realice la venta del vehículo.
  • El Plan Movalt no obliga a reemplazar un vehículo antiguo por otro nuevo, como ocurría con programas anteriores. La resolución del IDAE elimina la obligatoriedad de dar de baja definitiva los vehículos matriculados en España con anterioridad al 1 de enero de 2010.
  • Además, se eleva el plazo para la entrega del vehículo desde el momento en que se hace la solicitud, a la vista de que los vehículos alternativos requieren habitualmente de un mayor plazo de entrega. El plazo máximo para la carga de documentación se incrementa hasta 150 días naturales para los vehículos industriales y a 130 para los del resto de categorías.
  • Las ayudas se otorgarán hasta que se agoten. El Movalt tiene una dotación de 20 millones para la compra de los vehículos y de otros 15 millones para la instalación de puntos de carga, lo que hace prever un rápido agotamiento de los recursos. El plan anterior, el Movea, con un presupuesto de 14 millones, se quedó sin fondos menos de dos días después de su puesta en funcionamiento.
  • El IDAE ha establecido un límite en el número de vehículos que se pueden comprar. Cada particular solo podrá hacerse con uno, mientras que, en el caso de empresas, el tope es de 35 unidades.
  • Las ayudas son incompatibles, para un mismo vehículo, con cualquier otra subvención, ayuda, ingreso o recurso otorgados por la Administración General del Estado, Comunidades Autónomas o entidades locales para la misma finalidad.

Fuente: expansion.com

 

¿De qué color es la etiqueta de tu coche?

El Ayuntamiento de Madrid ha limitado la circulación de vehículos en dos ocasiones durante este otoño a consecuencia de la alta contaminación. Si la situación atmosférica, sin lluvias y ni vientos, se hubiese prolongado, el consistorio podría haber optado por el siguiente escenario de actuación: prohibir circular a la mitad del parque, permitiendo el movimiento alternativamente a vehículos con matrícula par o impar. Sin embargo, para la subdirectora adjunta de Vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT), Susana Gómez, «es mucho más eficiente promover e incentivar el cambio a vehículos menos contaminantes, que las medidas de restricción al 50% con el sistema de matrículas pares o impares sin atender a criterios objetivos de emisiones».

Según la responsable de la DGT «ya se ha contrastado en otros países que los modelos de matrícula par/impar como medida para reducir la contaminación tiene un efecto adverso, porque aumenta la flota de vehículos más contaminantes y menos seguros». Y es que, por este motivo, muchos ciudadanos optan por adquirir un segundo vehículo de ocasión, con matrícula par o impar -según les convenga-, posiblemente de gasolina, pero mucho más contaminante que uno moderno con el mismo combustible. Por ello, Gómez defiende que la mejor solución para luchar contra la contaminación en las ciudades pasa por la renovación del parque, de manera que sería necesaria «la promoción de vehículos limpios».

La DGT ha dotado a los ayuntamientos de una herramienta práctica para regular la circulación en caso de episodios de alta contaminación. Para ello ha clasificado el parque automovilístico nacional en virtud de su potencial contaminante. «Con ello los ayuntamientos pueden implementar, en el ámbito de sus competencias, medidas de discriminación positiva -bonificación en parquímetros, reducción del impuesto de circulación, habilitar carriles de alta ocupación- y además pueden gestionar los episodios de alta contaminación, las zonas de prioridad peatonal o las zonas de bajas de emisiones», explica la responsable de Vehículos de Tráfico.

Desde mayo de 2016 y hasta el pasado mes de julio, la DGT ha enviado 17.908.844 etiquetas a los propietarios de los vehículos, clasificando a éstos en cuatro bloques según contaminen. Junto a ellos hay otros 16.635.487 vehículos sin etiquetar, dado que no superan los criterios de emisiones de las normativas europeas. En todo caso, según los responsables de Tráfico, la mayoría de estos automóviles sin etiquetar están en localidades donde no hay riesgo de llegar a niveles máximos de ocasión, como son pequeñas capitales de provincia o pueblos, e, incluso, se trata de vehículos que ni siquiera han sido dadas de baja pese a no circular.

Pese a que este sistema de etiquetas lleva año y medio en funcionamiento miles de conductores no saben qué hacer con ellas. Tráfico aconseja colocarlas -lo que no es obligatorio por el momento- en la parte inferior derecha del parabrisas, para que los responsables de circulación puedan identificar al tipo de emisiones del vehículo.

Tipos de etiquetas

Con la etiqueta azul o ‘cero emisiones’ han sido identificados 23.769 ciclomotores, triciclos, cuadriciclos y motocicletas, turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de ocho plazas y vehículos de mercancías con motores eléctricos de batería (BEV), eléctricos de autonomía extendida (REEV), eléctricos híbridos enchufables (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.

Con la pegatina azul y verde o ‘eco’ han sido clasificados 146.285 turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de ocho plazas y de mercancías híbridos enchufables con autonomía inferior a 40 kilómetros, híbridos no enchufables (HEV), propulsados por gas natural (GNC y GNL) o gas licuado del petróleo (GLP).

Con la etiqueta verde o ‘c’ han sido clasificados 6.395.095 turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. Vehículos de más de ocho plazas y de mercancías, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2014. Los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4,5 y 6 y en diésel la Euro 6.

Y con la pegatina ‘b’ de color amarillo han sido clasificados 11.343.695 turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006. Vehículos de más de ocho plazas y de mercancías tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005. Los de gasolina deben cumplir la norma Euro 3 y en diésel la Euro 4 y 5.

La Comunidad de Madrid tiene preparada una normativa contra la contaminación que ya tiene en cuenta las etiquetas de la DGT. Por su parte, tanto los ayuntamientos de Madrid y Barcelona han puesto ya fecha para prohibir la circulación de los motores más contamiantes, en es decir, los diésel. Según Susana Gómez, «las políticas asociadas a los distintivos deberían ayudar a incentivar el rejuvenecimiento del parque, que es lo que reduce los niveles de emisiones».

Fuente: elcomercio.es

 

AutoGas: Movilidad ecológica disponible hoy y para todos

¿Qué es el AutoGas?

El AutoGas o GLP para automoción es el carburante alternativo más utilizado en el mundo.Actualmente lo emplean más de 25 millones de vehículos  a nivel mundial, 15 millones de ellos en Europa. En España, la cifra supera los 50.000 automóviles, aunque el objetivo del Plan VEA (Estrategia de Impulso del vehículo con energías alternativas). es que esta cifra se quintuplique en tres años y alcance los 250.000 vehículos en 2020.

Este combustible alternativo, mezcla de propano y butano, ofrece idénticas prestaciones que los tradicionales, pero además reduce las emisiones casi por completo, lo que lo convierte en una solución ecológica para el transporte que ya está a disposición de los usuarios. 

Un carburante respetuoso con el medio ambiente

Se trata de un carburante muy respetuoso con el entorno, ya que contribuye de forma efectiva a la mejora de la calidad del aire por sus bajas emisiones de partículas y óxidos de nitrógeno (NOx). Reduce las emisiones de NOx en un 70% y hasta en un 90% las de partículas respecto a los combustibles convencionales. También contribuye a reducir los problemas derivados del efecto invernadero al disminuir las emisiones de CO2

Por sus mínimas emisiones, aquellos vehículos que hayan sido adaptados a AutoGas que cumplan de forma previa con el etiquetado “C” de la DGT y los vehículos nuevos propulsados por AutoGas, tienen la etiqueta “ECO” otorgada por la DGT. En la clasificación de la DGT, esta etiqueta  es la referencia para las regulaciones sobre el tráfico que se están estableciendo en diferentes ciudades. 

Por ejemplo, el nuevo Protocolo de medidas a adoptar durante episodios de alta contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) aprobado por el Ayuntamiento de Madrid incentiva la utilización de vehículos de GLP en Madrid, que quedarán exentos de las restricciones de circulación cuando se activen determinados escenarios. Así, quien disponga de un vehículo de AutoGas podrá circular sin restricciones en cualquier momento. 

Con los vehículos de AutoGas se puede acceder a las ciudades en episodios de restricción del tráfico, circular por el carril bus/VAO, cuando así lo indique en los paneles, y además obtener bonificaciones en zonas de aparcamiento regulado.

El AutoGas está en la lista de carburantes alternativos más apoyados por las administraciones con ayudas públicas como el Plan VEA (Estrategia de Impulso del vehículo con energías alternativas). 

Además, algunos ayuntamientos bonifican a estos coches con un 75% en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica y otras ayudas por parte de las Comunidades Autónomas.

Ventajas del uso de AutoGas

Pero no solo eso, el GLP para automoción ofrece un ahorro de gasto de carburante de hasta un 40%respecto a los carburantes convencionales. El menor precio del GLP de automoción y el hecho de que el coste de estos vehículos sea similar al de los convencionales, los hace muy competitivos frente a eléctricos e híbridos, que prácticamente duplican su importe.

Los vehículos que utilizan AutoGas son vehículos similares a los de carburantes tradicionales ya que el AutoGas se emplea con motores de gasolina. Tienen la misma tecnología, las mismas prestaciones y los mismos tiempos de repostaje que los vehículos convencionales, sin embargo la conducción es más suave, silenciosa y sin vibraciones.

La principal diferencia es que se trata de vehículos bi-fuel. Es decir, disponen de dos depósitos (gasolina y AutoGas) que se pueden utilizar indistintamente sin alterar la conducción, proporcionando al automóvil una mayor autonomía.

La autonomía de un vehículo propulsado por GLP para automoción depende del tamaño del depósito instalado y de la potencia del coche. Para motores de 100 CV con un depósito de gas de 74 litros se obtienen autonomías en combinaciones de recorridos urbanos y extraurbanos de entre 500 y 600 kilómetros. Además, al poder combinarlo con el depósito de gasolina, un vehículo de estas características podría realizar alrededor de 1.200 kilómetros sin necesidad de repostar.

Pueden cambiar de gasolina a AutoGas en cualquier momento solo con la activación de un conmutador instalado en el salpicadero del vehículo, independientemente de que el vehículo esté en marcha. Pero en automático funcionan con AutoGas para poder beneficiarse de todas sus ventajas. 

Además de ser una solución a la movilidad que ofrece gran autonomía, el usuario ya cuenta con una  amplia red de estaciones de servicio con AutoGas donde repostar. En total en nuestro país se han superado ya los 550 puntos de recarga; con esta red se puede cruzar España de punta a punta solo con este combustible y atender a las necesidades de una flota 5 veces mayor de la que existe hoy.

Repsol lidera la comercialización y distribución de AutoGas en el mercado español, con más de 370 puntos de suministro situados en Estaciones de Servicio de Península y Baleares, 

El AutoGas cuenta con las mismas herramientas de fidelización (Repsol Mas y Repsol Mas Profesional) que cualquier otro producto que ofrece la compañía en su red de estaciones de servicio.

Como adquirir un vehículo de AutoGas

Existen dos formas de disponer de un vehículo de AutoGas: adquiriendo un vehículo nuevo o transformando un vehículo de gasolina.

Actualmente se comercializan  por parte de los fabricantes más importantes del mercado más de 40 modelos de vehículos AutoGas: FIAT, Alfa – Romeo, Opel, Dacia – Renault,  SsangYong,  Subaru, FORD, Citröen, Peugeot. Por su parte Repsol ofrece 400 euros en repostajes de AutoGas para clientes particulares. (*)

Es posible utilizar AutoGas en los vehículos de gasolina con tan solo realizar una sencilla adaptación del vehículo en uno de los 800 talleres transformadores que existen en España. Si el vehículo es Euro 4, 5 o 6 con esta adaptación se obtiene la etiqueta ECO.

La transformación tiene un coste aproximado de 1.000 € pero algunas autoridades locales y autonómicas conceden subvenciones que cubren parte de esta operación. Además, los ahorros en consumo que se logran gracias al AutoGas hacen que esta inversión se amortice rápidamente. Por su parte Repsol ofrece 600 euros en repostajes de AutoGas para cada vehículo transformado.

Un carburante seguro  y de alta calidad

El AutoGas se somete a los mismos estándares de calidad y seguridad que el resto de carburantes. 

Los depósitos de AutoGas son 20 veces más resistentes y pueden aguantar más presión que los de gasolina. Es un combustible que no es tóxico, ni corrosivo. Además, en su estado gaseoso, no representa ningún riesgo de derrame. Al mismo tiempo, resulta menos inflamable que los combustibles tradicionales.

Todas las llamadas energías alternativas jugarán un papel destacado para evolucionar hacia una más movilidad sostenible pero la única alternativa real a día de hoy por infraestructura, autonomía y economía es el AutoGas.

Fuente: coches.net

 

El Gobierno aprueba el Plan Movalt, de impulso al vehículo alternativo y a la infraestructura de carga

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha aprobado, a través delInstituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), el nuevo plan de impulso al vehículo impulsado con energías alternativas, denominado Movalt (en vez de ProMovea, como se preveía), que inicialmente contará con una dotación presupuestaria de 35 millones de euros, que más adelante se elevará hasta los 50 millones de euros.

El Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa (Movalt) llega después del agotamiento de los fondos en 24 horas del anterior Plan Movea, el pasado verano, y contará, en un principio, con 20 millones de euros para ayudas a la adquisición de vehículos con combustibles alternativos (eléctricos, híbridos enchufables, de gas y de pila de combustible de hidrógeno). En esta ocasión se prevé que las ayudas no se agoten con la misma premura, puesto que en el Movea se acumularon pedidos desde abril hasta agosto.

A estos fondos se añaden otros 15 millones de euros que se destinarán a impulsar la instalación de infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos. El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital indicó que el Movalt entrará en vigor “en los próximos días”, una vez que haya sido publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

El Departamento que dirige Álvaro Nadal señaló que este programa “da continuidad” a los planes que el Gobierno ha ido impulsando en los últimos años para fomentar una movilidad más sostenible, al tiempo que indicó que servirá para apoyar el desarrollo de las infraestructuras de recarga.

La meta del Movalt es aumentar el parque de vehículos impulsados con energías alternativas y reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y de otros gases contaminantes, al tiempo que también servirá para aumentar el ahorro y la diversificación de las fuentes de energía en el transporte.

Excluidos los vehículos diésel y de gasolina

En una primera fase, este plan contará con 20 millones de euros para ayudas a la adquisición de vehículos de GLP, GNC y GNL, así como eléctricos, eléctricos de autonomía extendida, híbridos e híbridos enchufables.

Como requisitos, estos modelos deberán ser nuevos o con menos de nueve meses de antigüedad y los beneficiarios de las ayudas podrán ser particulares, autónomos, pymes, empresas y administraciones públicas. La cuantía de las subvenciones oscilará entre los 500 y los 18.000 euros, en función del modelo.

Quince millones para infraestructuras

Por otro lado, el Movalt también cuenta con una dotación de 15 millones de euros para fomentar el despliegue de infraestructuras de recarga de vehículo eléctrico y los beneficiarios podrán ser administraciones, empresas públicas y privadas. La cuantía de estos incentivos podrá alcanzar hata el 60% del coste de inversión en caso de entidades públicas y pymes, y del 40% cuando se trate de empresas, siempre que se vincule a la instalación de infraestructuras de recarga tanto para uso público en el sector no residencial como para uso privado en zonas de estacionamiento.

Por otro lado, el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital enviará “en los próximos días” a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) una propuesta para la modificación del Real Decreto que regula la figura del gestor de carga para facilitar “lo máximo posible” su aplicación y para simplificar su operativa.

Además, a los 35 millones de euros que se aplicarán al impulso de la compra de vehículos alternativos y de las infraestructuras de recarga se sumarán “próximamente” otros 15 millones de euros adicionales de apoyo a iniciativas de I+D+i vinculadas con la movilidad eficiente y sostenible.

Fuente: elmundo.es

 

Cifuentes limitará la velocidad por alta polución en radiales, M-40 y M-45

El Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobará previsiblemente el martes un protocolo de actuación, que hoy adelanta EL PAÍS, que limita la velocidad de los vehículos en la M-40, la M-45 y las radiales cuando se produzcan altos niveles de polución. Además, los coches más contaminantes no podrán acceder a las poblaciones (sin importar si sus matrículas son pares o impares), y se limitará el uso de las calefacciones en los edificios. El documento invita a las empresas a optar por el teletrabajo para reducir la circulación. Las poblaciones de más de 75.000 habitantes deberán tener sus propios protocolos.

Este protocolo regional se incluye en el documento titulado Estrategia de Calidad del Aire y Cambio Climático de la Comunidad de Madrid, también llamado Plan Azul +. Las medidas que incluye se pondrán en marcha cuando se den altas concentraciones de dióxido de nitrógeno y previsiones meteorológicas desfavorables en la región, al igual que hace el Ayuntamiento de Madrid. Esta situación se produce, principalmente, cuando no existe “una correcta ventilación del aire debido a una situación de estabilidad atmosférica”. Se caracteriza por altas temperaturas, cielos despejados y ausencia de vientos, con la consiguiente inversión térmica nocturna.

El protocolo mantiene los mismos escenarios (4) que la capital. Las medidas son más informativas y de promoción del transporte público en los niveles 1 (180 microgramos de NO2 por metro cúbico durante dos horas) y 2 (200 microgramos). Para ello, se difundirán mensajes a través de las redes sociales y los medios de comunicación, junto con las previsiones meteorológicas. También se emitirán consejos a las personas más sensibles a la contaminación (mayores, niños, embarazadas, personas con problemas respiratorios, cardiovasculares o en el sistema inmunológico) y recomendaciones de no practicar deporte al aire libre.

La capital, en el escenario 1 reduce la velocidad en la M-30 y los accesos, y en el 2 prohíbe además el estacionamiento en la zona del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER, los parquímetros) a los no residentes.

Las principales novedades del protocolo del Gobierno regional se recogen en los escenarios 3 (dos días seguidos con superación del nivel de aviso) y 4 (un día de superación del umbral de alerta, 400 microgramos de NO2 durante tres horas seguidas). Se limitará la velocidad a 90 kilómetros por hora en la M-40, la M-45 y en las carreteras radiales de acceso a la capital. El límite quedará en 70 kilómetros por hora en el resto de carreteras comarcales y locales cuya velocidad normal permitida sea mayor. En el nivel 4, el límite de las vías radiales se acortará a 100 kilómetros por hora frente a los 120 actuales en el exterior de la M-50.

Las restricciones incluirán que los vehículos más contaminantes no puedan circular ni estacionar en las poblaciones afectadas por el episodio de contaminación. Los que siempre podrán acceder son los que tengan los distintivos “Cero” y “Eco” distribuidos por la Dirección General de Tráfico (DGT), “si lo exhiben en un lugar visible”, según el texto del protocolo. También podrán entrar los vehículos de transporte público colectivo, las bicicletas, las motos, los vehículos de alta ocupación (tres o más personas), los de personas de movilidad reducida y los de emergencias, entre otros.

En estas situaciones, el Ayuntamiento de Madrid condiciona la entrada de vehículos al centro a que las matrículas sean pares o impares y coincidan con el día del calendario par o impar. “La decisión del Ayuntamiento puede ser más salomónica, pero también permite que los vehículos más contaminantes sigan circulando”, afirma el director general de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Diego Sanjuanbenito.

En estos escenarios 3 y 4 también se recomendará la temperatura máxima a 21 grados en los edificios privados, de empresas y de Administraciones, y en las viviendas. Los Ayuntamientos, además, podrán limitar los horarios de uso de los sistemas de calefacción que más NO2 producen (carbón, gasóleo y biomasa). Además, se pedirá a las empresas y Administraciones que promocionen el teletrabajo, la flexibilidad de horarios para evitar las horas punta de tráfico y la reducción de los movimientos de los vehículos de sus flotas.

Por último, el Gobierno regional velará para que se reduzcan las obras públicas, en especial aquellas que impliquen la utilización de maquinaria pesada, grupos electrógenos o que realicen movimientos de tierras. “La Comunidad de Madrid solicitará a los Ayuntamientos y a la Administración General del Estado que actúen en el mismo sentido en las obras públicas que promuevan”, añade el protocolo.

La aprobación de este protocolo obligará a las poblaciones de más de 75.000 habitantes a crear planes y programas para cumplir con los objetivos de calidad del aire. La legislación actual había fijado el número de habitantes en 100.000, que superan diez municipios (Madrid, Móstoles, Alcalá de Henares, Alcobendas, Alcorcón, Fuenlabrada, Leganés, Getafe, Torrejón de Ardoz y Parla), pero el Gobierno regional lo ha reducido hasta los 75.000. Esto supone que se incorporen otros cinco municipios: Coslada, Rivas Vaciamadrid, San Sebastián de los Reyes, Pozuelo de Alarcón y Las Rozas. “Son ciudades que tienen una población muy alta y que se acercaban ya al límite fijado”, destaca Sanjuanbenito.

Fuente: elpais.com

 

Veinte nuevos autobuses urbanos de gas natural para Córdoba

El consejo de administración de Aucorsa, la empresa pública de transportes, consumará en la reunión de esta semana la adquisición de 20 nuevos vehículos, los primeros de la flota que usarán el gas como fuente de alimentación tras la determinación de los responsables de la firma de ir abandonado progresivamente el diésel. En total, la empresa municipal pagará 6,8 millones de euros, impuestos incluidos, por el procedimiento para rejuvenecer la flota.

El Consistorio ha optado por el Mercedes Citaro NGT, que es la línea de autobuses urbanos propulsados a gas del gigante alemán y que suele ganar las adjudicaciones de vehículos nuevos que realiza Aucorsa. Aucorsa pagará unos 284.000 euros por vehículo (más el IVA correspondiente) frente a los más de 300.000 euros en los que había cuantificado el gasto por unidad que estaba en el procedimiento de adquisición.

Capacidad

El hecho de la compra de vehículos de gas llega por razones ambientales, de costes pero también de estrategia. Es la manera en la que las grandes empresas del sector están intentando sortear la volatilidad de los precios usando además una cierta lógica económica. El Consistorio ha rechazado los vehículos eléctricos al entender que las averías no los hacen, de momento, una opción estable. La alternativa ha sido el GNC o gas natural comprimido. Se trata de metano que se almacena a una presión de entre 200 y 250 bares generando menos dióxido de carbono en el proceso de combustión.

La adopción del nuevo sistema obliga a la empresa municipal a dotarse, a la voz de ya, de una gasolinera de gas en las instalaciones para que los autobuses puedan efectuar sus recorridos de forma normalizada. Cada uno de estos autobuses, según las especificaciones técnicas, traslada unos 480 kilogramos del equipo de transporte de gas, recientemente remodelado por la empresa de automoción para dar cada vez más capacidad a las bombonas, que se ubican en el techo del autobús. Cada vehículo puede llegar a transportar a 93 personas como máximo en la configuración sencilla.

Fuente: abc.es