Mi primera experiencia con un coche de GLP y por qué te lo recomiendo

Mi primera experiencia con un coche de GLP ha sido de la mano de Opel.

La marca invitaba a ver cómo se fabrica un coche que se mueve con Gas Licuado del Petróleo (GLP), cómo se hacen las comprobaciones de seguridad que confirman que está preparado para empezar a rodar, cómo se reposta en una estación de servicio y, de paso, a rodar unos cuantos kilómetros para sentir en primera persona que no hay diferencia alguna con la conducción en modo gasolina.

La cita era en Figueruelas, en la planta que el Grupo PSA tiene en Zaragoza y en la que se fabrican el Opel Corsa (de tres y cinco puertas), el Opel Mokka X (estos dos tienen versión de GLP), el Opel Crossland X y el Citroën C3 Aircross.

El GLP es el combustible alternativo más utilizado en España

Van algunos datos.

Desde 2013 la producción de modelos de GLP ha aumentado un 200%. Es mucho, pero mayor aún es el crecimiento del volumen de matriculaciones de modelos como el Opel Corsa de GLP que en lo que va de año ha vendido un 333% más que en el mismo período de 2017.

El Opel Mokka en versión de gas también gana seguidores: las cifras de Opel apuntan que el 6% de los Mokka que se venden son bifuel.

A nivel mundial,el GLP es el combustible alternativo más utilizado (por encima de la electricidad). A día de hoy, hay más de 25 millones de vehículos movidos por gas en el mundo; en España, superan los 70.000 y se espera que con planes de ayudas como el VEA esta cifra se quintuplique para 2020.

Así se fabrica un coche de GLP

La de Figueruelas es la única planta que integra el proceso de fabricación de un coche de GLP. Hasta hace unos años, esta planta seguía el mismo procedimiento que todavía mantienen el resto de fabricantes: dan forma al coche y, una vez terminado, lo llevan a un centro de transformación donde lo convierten en una unidad bifuel.

“Era montar para luego desmontar y volver a montar”, recuerda Amalio Roda, responsable de Producto y Calidad de Opel. Asi que en 2013 se pusieron un reto: integrar el montaje de la parte GLP en los tiempos y procesos de fabricación.

Fue una tarea complicada pero no muy costosa a nivel económico según el director General de Opel España, Antonio Cobo. Ahora, uno de cada seis coches que pasan por las líneas de montaje (en Zaragoza hay tres) es de GLP.

En realidad la fabricación de un coche que se mueve con Gas Licuado del Petróleono es muy diferente de la de un coche convencional.

El momento más importante es el del montaje del depósito que en el caso de los Opel ocupa el mismo espacio que ocuparía una rueda de repuesto de tamaño normal. El operario coloca el depósito en el maletero y luego lo cubre de tal manera que, a simple vista, no hay diferencia.

Cada depósito tiene un código de barras debe ir asociado a un número de pedido; si no se produce esta asociación, la línea de trabajo detecta un fallo y se para hasta que sea subsanado.

En la parte del motor se coloca la unidad FICM que es la encargada de hacer los cambios necesarios para que, con solo pulsar un botón, el coche funcione con gasolina o gas.

La tercera diferencia con respecto a un modelo homónimo de gasolina está en la boca de llenado que además del hueco para la gasolina cuenta con otro conducto más pequeño para la recarga de gas.

Finalizado el proceso de montaje, el coche de GLP se somete a una serie de verificaciones. Si todo está en orden, se realiza un primer llenado tras el cual se comprueba que no hay fugas en ningún punto y se realiza una prueba dinámica en un circuito que Opel ha preparado para estos menesteres en el exterior de la planta de Figueruelas.

Ponemos rumbo a un punto de recarga

Mi primera experiencia con un coche de GLP ha sido con un Opel Mokka X bifuel.

Si externamente nada delata que estamos ante un coche que puede funcionar indistintamente con gasolina o con gas licuado del petróleo, a nivel dinámico tampoco hay diferencias.

El Opel Mokka X tiene un botón en la consola central que permite pasar de modo gasolina a modo gas en marcha y te aseguro que si el copiloto decide jugar y cambiar de propulsión sin previo aviso no te darás cuenta. El único chivato es el reloj del cuadro de mandos que muestra cómo va de lleno el depósito y cambia la información de uno a otro de forma automática.

Sobre el volante, el cuadro de instrumentos digital muestra la autonomía que le queda al coche en modo gas, en modo gasolina y con ambos depósitos.

Llenamos el depósito de GLP

Repsol tiene un total de 400 puntos de carga de GLP repartidos por todo el territorio nacional. Son fáciles de identificar porque en la columna de precios junto al diésel y la gasolina en sus diferentes variantes aparece el símbolo de Autogás.

No puedo evitar mirar los precios. Ese día, el litro de diésel está a casi 1,22 euros por litro; el litro de gasolina cuesta casi 1,25 euros; mientras que el Autogas se vende a 0,67 euros. La diferencia es importante…

Nos acercamos al surtidor. La manguera del Autogas comparte espacio con la gasolina y el gasoil. A simple vista no hay diferencia entre las mangueras, pero una vez la descolgamos vemos que su bocal es más ancho. La única diferencia con respecto al respostaje de combustibles fósiles es que hay que colocar el adaptador y que durante todo el llenado hay que mantener pulsado un botón verde ubicado en la parte superior del surtidor. Cuando el tanque ha llenado el 80% de su capacidad, el proceso de llenado para de forma automática.

Con el depósito que hemos llenado podremos recorrer entre 400 y 500 kms. Si a esto sumamos que, en caso de no encontrar una gasinera a tiempo podemos seguir circulando con gasolina, la autonomía del coche supera los 1.000 kms.

Desde Opel aseguran que con un coche de GLP se puede ahorrar hasta un 40% en repostajes. Si a esto añadimos que en modelos como el Opel Corsa la diferencia en precio de compra no llega a 500 euros (más caro el modelo de gas) y que Repsol regala 700 euros en repostajes de gas, ¿qué motivo hay para no valorar un coche de GLP como una solución de movilidad real?

Fuente: autobild.es

 

Nueva estación de servicio de Repsol Autogas GLP en Sevilla

Ya está disponible un nuevo punto de suministro Repsol AutoGas en Sevilla.

E.S. 7.622 – CRD SAN PABLO
Dirección: CR N-4, p.k. 537,6. (C.P. 41007, SEVILLA)
Coordenadas: 37° 24′ 17″ N, 5° 57′ 21″ W
Horario de apertura: ABIERTO 24 HORAS
Teléfono de contacto: 954 511 821

El AutoGas es el carburante alternativo más utilizado en el mundo. Es un carburante económico, eficiente, cómodo, y seguro, que contribuye a la mejora de la calidad del aire urbano por sus valores mínimos de emisiones. Actualmente está disponible en 394 estaciones de servicio Repsol a lo largo de toda la geografía española. Gracias al compromiso de Repsol con la innovación, seguiremos ampliando los puntos de suministro durante los próximos años.

 

Promoción: Pásate al autogas con Gasmocion y Autos San Luis

En Gasmocion queremos que pasarse al autogas y comenzar a ahorrar en combustible sea más fácil que nunca. Para ello, hemos puesto en marcha la promoción ‘Pásate al autogas’ junto con nuestro taller colaborador Autos San Luis con unos precios, ventajas y condiciones para la transformación de tu vehículo inmejorables, todo ello unido a la calidad de los kits italianos GFI y ZAVOLI y a la seguridad y garantía que aporta Gasmocion, empresa líder en la adaptación de vehículos a GLP en España.

¿Aún tienes alguna duda? ¡Consúltanos en el 958 300 770!

Condiciones de la promoción:

  • Promoción válida desde el 28 de noviembre hasta el 31 de diciembre de 2018 en Autos San Luis (Calle Granada nº89 en Monachil-Granada).
  • Válido para vehículos gasolina que cumplan con los requisitos necesarios para ser adaptados a autogas/GLP.
  • La cuota mensual varia en función del precio final de la adaptación y corresponde a una financiación de 12 meses a través de Santander Consumer.
  • Email de contacto comercial@gasmocion.com y teléfono 961667879 para ampliar información y consultar todas las condiciones.

 

Tabla de ahorro de vehículos con autogas GLP. Noviembre 2018

¿Cuánto puedo ahorrar con la transformación de mi vehículo a autogas GLP? Averígualo con nuestra tabla de ahorro, que tiene en cuenta el consumo de tu coche y los kilómetros recorridos al año.

Para su elaboración se han empleado los precios actuales correspondientes al mes de noviembre de la gasolina y el GLP, que son de media 1,34€/litro y 0,70€/litro respectivamente. Cabe destacar que estos valores pueden variar ligeramente según la localidad o la estación de servicio.

El resultado se expresa en euros ahorrados anualmente y se trata de una estimación ya que, dependiendo del vehículo y sus condiciones, la variación de consumo de gasolina a GLP puede diferir, aunque nunca de una forma muy significativa.

 

 

Ya puedes obtener tu etiqueta medioambiental desde casa…¿desde cuándo te van a multar si no la llevas?

Las etiquetas ambientales, los distintivos de la DGT, se han convertido en uno de los temas más recurrentes de los últimos meses. Su popularidad se ha multiplicado últimamente, y su uso se ha convertido ya en habitual. Incluso son ya un argumento de ventas más, tanto entre particulares como entre los propios fabricantes, que han visto en la existencia de estas etiquetas un filón a explotar.Vamos a repasar todo lo que debes saber sobre las etiquetas ambientales:

1. ¿Cuántas etiquetas hay?

En este momento son cinco las clasificaciones, y cuatro los distintivos ambientales disponibles.Comenzando por los vehículos de gasolina matriculados entre enero de 2000 y enero de 2006, así como los diésel matriculados entre enero de 2006 y enero de 2014, éstos equipan la etiqueta B, de color amarillo. Por encima encontramos la etiqueta C, verde, para los gasolina a partir de 2006 y los diésel a partir de 2014.

Además, encontramos las etiquetas ECO (colores verde-azul), para aquellos vehículos híbridos a partir de la norma Euro 4, para los propulsados por GLP o por GNC y para los híbridos enchufables con menos de 40 kilómetros de autonomía eléctrica. La etiqueta restante es la CERO, de color azul, reservada a los vehículos 100% eléctricos, a los híbridos enchufables con más de 40 kilómetros de autonomía eléctrica y a los equipados con pila de hidrógeno.

2. ¿Cómo puedo conseguir mi etiqueta?

En la actualidad son tres los métodos que se pueden utilizar: ir a las jefaturas de Tráfico, a las oficinas de Correos seleccionadas (más de 2.000 en todo el país) o a través de internet, aunque ésto último se reserva, de momento, a la comunidad de Madrid.

Adquirir la etiqueta ambiental por internet es muy sencillo, ya que sólo necesitamos escanear el permiso de circulación y el DNI del titular. Con un precio de 8,47€, la web “Pegatinas DGT” permite recibir la etiqueta en menos de 10 días en casa. Para conseguir la etiqueta en persona necesitas llevar contigo dos documentos: el DNI del titular del vehículo y su permiso de circulación. El coste de la etiqueta es de 5€.

3. ¿Me pueden multar por no llevar mi etiqueta a la vista?

No, de momento no te van a multar por no llevar tu etiqueta, ya que su utilización a nivel estatal no está siquiera regulada. De cualquier manera, todo apunta a que en un futuro cercano esto va a cambiar, por lo que te aconsejamos que te apresures a conseguirla. Como ejemplo, la ciudad de Madrid, que a partir del próximo 30 de noviembre cierra su centro a los vehículos más contaminantes.

Además, a partir de abril de 2019 los conductores que accedan a Madrid tendrán que llevar la etiqueta visible, ya que se arriesgan si no lo hacen a ser sancionados con una multa administrativa por cuantía de 90 euros.

Fuente: lasexta.com

 

Francisca Rodríguez (Naturgy): “El gas natural es el combustible sostenible del presente”

“El gas natural tiene un papel muy importante en el cambio climáticoporque es un combustible alternativo real”, defendió Francisca Rodríguez, responsable de proyectos de movilidad de Naturgy, en su exposición en el evento ‘Sostenibilidad 2018’ que organizó Vozpópuli.

La representante de la compañía energética indicó que más de 20 millones de vehículosestán circulando en el mundo con gas natural. “No es un escenario futurible, es una solución que ya existe. Es una alternativa que funciona en turismos, vehículos pesados y profesionales”, afirmó. Francisca Rodríguez destacó que esta alternativa reduce cerca del20% de las emisiones.

“El 90% de los autobuses que hay en Madrid funcionan con gas natural”, expuso la responsable de proyectos de movilidad de Naturgy. Rodríguez defendió que, mientras que existen proyectos de I+D en electrificación y otras áreas,la realidad para el presente es el gas natural.

Una exposición que ha compartido con Manuel Arias, responsable de sostenibilidad de Scania Ibérica. “Estamos de acuerdo que todos tenemosuna enorme responsabilidad en informar sobre la importancia que tiene la sostenibilidad”, afirmó el representante del fabricante sueco de camiones pesados, autobuses y motores diésel.

Arias afirma que existe un escenario de cambio donde el eje principal se tiene que sustentar sobre la sostenibilidad. “La sostenibilidad social tiene que darse por hecho, pero hay otras dos lineas de sostenibilidad que es la económica y la medioambiental”, detalló el representante de Scania.

El representante de Scania considera que no existe futuro en el concepto de sostenibilidad si no va de la mano de la rentabilidad. “Tiene que haber equilibrio entre la rentabilidad y sostenibilidad medioambiental para que las empresas puedan sobrevivir”, reivindicaba Manuel Arias.

Fuente: vozpopuli.com

 

La gasolina sigue arrasando en Europa: ya supone casi el 60% de las ventas

Ya están disponibles los datos de ventas de coches en Europa referidos al tercer trimestre de 2018 y que publica ACEA, la asociación europea de fabricantes de automóviles. Como era de esperar la gasolina continúa su ascenso imparable, en detrimento del diésel.

En concreto, en el tercer trimestre de 2018 casi el 58% de todos los turismos vendidos en Europa han sido de gasolina, mientras que aproximadamente un tercio fueron diésel.

En cuanto a los llamados vehículos alternativos sus ventas continúan siendo residuales dado que los híbridos enchufables y los 100% eléctricos solo han supuesto un 2% del total. Su cuota media del mercado se sitúa en un 7,8%, mientras que la de los gasolina aumentó casi un 7% en comparación con el tercer trimestre de 2017 y ahora supone casi el 58%. Este incremento de la demanda de motorizaciones de gasolina fue común en todos los países excepto Suecia.

Al mismo tiempo, las ventas de diésel disminuyeron en la mayoría de los países excepto Dinamarca, Rumanía, Bulgaria y Polonia. Esto se traduce en una pérdida de cuota de mercado que disminuye desde un 43,1% al 34,7% en comparación con el mismo periodo de 2017.

Asimismo, en el tercer trimestre de 2018 la demanda de automóviles con motores alternativos se ha incrementado de forma significativa, un 29,7%. En concreto la venta de 100% eléctricos se incrementó en un 37,4%, los híbridos un 37,1 y los híbridos enchufables un 24,5%. También la demanda de vehículos de GLP y GNV se ha incrementado, en concreto un 11,8%.

En España este aumento de los llamados vehículos alternativos ha sido la más elevada de Europa con un porcentaje de un 62,5% gracias a una notable mejora de las ventas de GLP y GNV.

Fuente: caranddriver.es

 

Más de 1.000 kilómetros de autonomía, 603 puntos de recarga y etiqueta ECO: el autogas GLP como combustible alternativo

La AOGLP ha presentado el «Estudio tecnológico y de mercado de combustibles alternativos en España y Europa», elaborado por la consultora Applus + Idiada, en el que se establece una comparación entre los combustibles alternativos, -Gas Natural, Vehículos Eléctricos y Gas Licuado de Petróleo o Autogás-, en términos de eficiencia, consumo y emisiones. Las principales conclusiones se presentan en una comparativa de posicionamiento frente a 5 factores de evaluación: infraestructura, oferta de vehículos, autonomía, coste total (TCO) y reducción de emisiones de tráfico por carretera (CO2 WtW).

Con respecto a la infraestructura, los datos del estudio ofrecen una clara implantación de la red de recarga de puntos de Autogás en estaciones de servicio convencionales, llegando en la actualidad a 603 gasolineras. En el caso del gas natural existen, con datos de abril de 2018, 57 gasineras operativas. En cuanto al vehículo eléctrico existe una clara insuficiencia de puntos de recarga públicos que apenas alcanzan los 876 puestos de recarga individuales. Este dato, unido al alto tiempo de recarga que necesitan, la falta de normalización de conectores y al alto coste de instalación para el particular, puede suponer un freno en su despliegue en España.

La autonomía aparece como otra de las grandes ventajas de los vehículos propulsados por gas, tanto de aquellos que lo hacen por GLP como por gas natural. En el caso del Autogás, al existir la posibilidad de instalar dos depósitos de combustible, su autonomía es muy elevada, alcanzando los 1.100 km y permitiendo salir de núcleos urbanos con extrema facilidad.

En lo que respecta a los vehículos eléctricos, su baja autonomía aparece como una dificultad en cuanto a su acceso al mercado. Siendo suficiente su autonomía para trayectos urbanos diarios, apenas ofrecen garantías para una movilidad de medio/largo recorrido, circunstancia que únicamente se podría superar con baterías de mayor capacidad que, por otra parte, elevan su precio sustancialmente.

Según los datos de este informe -elaborados a partir de estadísticas del IDAE, la Comisión Europea, el Parlamento Europeo, CORES, Fuels Europe, entre otros-, el coche eléctrico no genera emisiones a nivel vehicular. Sin embargo, durante la generación de la energía eléctrica que los propulsa se puede generar mayor o menor CO2, dependiendo del tipo de energía utilizado en el mix energético nacional y europeo.

En palabras de José Luis Blanco, Director General del Clúster de Autogás, «actualmente en el mercado cada una de las energías alternativas recomendadas por la UE tienen diferentes estados de desarrollo tecnológico. Todas son positivas y contribuyen a la mejora del medio ambiente. Aunque cada combustible alternativo tiene su espacio en el mercado, el diferente desarrollo de cada tecnología hace que no todas puedan cubrir las necesidades de cada consumidor por igual».

Por otra parte, según datos de la Dirección General de Tráfico, en España, la tendencia en matriculaciones indica un descenso de las matriculaciones diésel, favoreciendo la subida de las de vehículos gasolina y energías alternativas. En este sentido, los coches de Autogás-GLP alcanzan ya una cuota en las nuevas matriculaciones del1,8% sobre el total, tras el salto de los dos últimos meses de 2018, distanciándose de la cuota de los GNV/GNC con el 0,4% y de los BEV que se mantienen, pudiendo además acogerse a los beneficios del etiquetado ECO en toda España.

Fuente: abc.es

 

El consumo de combustibles de automoción descendió en septiembre un 1%, mientras que el de autogas GLP crece un 39,1%

Durante el pasado mes de septiembre el consumo de combustibles de automoción descendió un 1% respecto al mismo periodo de 2017. Se trata de la segunda caída del año (en junio la contracción fue del 1,7%). No obstante, a lo largo del noveno mes de 2018 aumentó el consumo de gasolinas (un 3,3%), una subida que no compensó la caída de los gasóleos (un 2%).

Si el periodo comparado con 2017 es el tercer trimestre, el comportamiento fue positivo, ya que en el acumulado julio-agosto-septiembre el consumo fue de 7.437 kt (un aumento del 1,9%). En el acumulado anual los consumos de ambos combustibles aumentan: 4,1% las gasolinas y, en menor medida, los gasóleos de automoción (+1,8%), según datos aportados por la Corporación de Reservas Estrategicas de Productos Petrolíferos (Cores).

En septiembre aumentó el consumo de todos los grupos de productos, a excepción de los gasóleos (-2,5%): GLP (+39,1%), gasolinas (+3,3%), querosenos (+2,2%) y fuelóleos (+2,1%). En el acumulado anual presentan crecimientos interanuales todos los grupos de productos: GLP (+5,6%), gasolinas (+4,1%), querosenos (+4,5%), gasóleos (+2,3%) y fuelóleos (+3,5%).

Por otra parte, y por cuarto mes consecutivo, en septiembre descendió el consumo de gas natural (un 6,4% con respecto a septiembre 2017). El destinado a generación eléctrica siguió presentando fuertes descensos (-29,9%), mientras que el convencional y el GNL de consumo directo aumentaron, respectivamente, un 1,8% y un 16,8%.

Fuente: interempresas.net

 

Todo sobre el autogas GLP: ¿Qué es? ¿Merece la pena? ¿Qué coches lo usan?

GLP son las siglas de Gas Licuado del Petróleo. Un combustible que pueden usar algunos vehículos, ya sea de fábrica o porque hayan sido adaptados después. Es más económico y ecológico que la gasolina, por lo que muchas personas se decantan por él. Y más ahora que cuenta con las ventajas propias de un híbrido.

En este artículo te vamos a contar las características del GLP o Autogás, cómo afecta al uso que se le da al coche, cuáles son sus virtudes e inconvenientes y qué debes tener en cuenta para saber si merece la pena.

De qué está compuesto el GLP

El GLP es en realidad una mezcla de dos gases: el butano y el propano. Es decir, dos combustibles que se han usa frecuentemente en calefacciones y cocinas. Ambos gases se convierten en líquido bajando su temperatura por debajo de los -40º C. Después se mantiene en este estado conservándolo a alta presión dentro de una bombona.

Qué coches pueden usar GLP

Para poder iniciar la combustión del GLP es necesaria una chispa, así que solo los motores de gasolina pueden equipar los sistemas necesarios para usarlo. Los motores diésel no son compatibles, ya que en lugar de esto recurren al aumento de presión del gasóleo para que se inflame.

Algunos coches vienen preparados de fábrica para usar GLP, pero aunque no sea así, casi cualquier coche gasolina puede ser adaptado posteriormente. El requisito necesario para recibir la transformación es que cumpla con la normativa de emisiones Euro 3. O dicho de otro modo: casi cualquier coche de gasolina posterior al año 2000.

Cuánto cuesta transformar un coche a GLP

Si uno no se decanta por un coche GLP nuevo comprado directamente a la casa, siempre se puede acudir a un centro especializado para adaptarlo. El precio suele estar entre los 1.700 y los 2.500 euros dependiendo de la marca del coche, su número de cilindros y su tamaño. Puedes preguntar por un presupuesto sin compromiso en cualquiera de ellas.

¿Afecta al funcionamiento del coche?

Los sistemas actuales de GLP permiten que el rendimiento del coche sea prácticamente el mismo. Los expertos indican que la disminución de potencia está por debajo del 2%. Por lo que el cambio es imperceptible para el conductor. Un coche con 125 CV usando gasolina entregará 122,5 CV mientras use el gas.

Cuando se completa la transformación, el coche es capaz de usar gas o gasolina indistintamente. El paso entre los dos sistemas en casi imperceptible. Como mucho se notará un descenso de ruido al consumir el gas.

Salvo que se le indique lo contrario, el propio sistema elegirá cuál de las dos fuentes de energía usará en cada momento. Normalmente están configurados para arrancar usando gasolina, pasar al gas al poco rato y volver a la gasolina cuando el gas se vaya a acabar. Por lo tanto, el coche funcionará con GLP la mayor parte del tiempo.

A partir de cuántos km al año es rentable el GLP

Para saber si el desembolso extra del sistema de GLP merece la pena, se suele indicar un número de km recorridos al año. Normalmente 15.000 ó 20.000. Sin embargo, éste método es algo engañoso, ya que una persona que haga solo 10.000 km al año también puede sacarle rentabilidad. La única diferencia es que tardará más tiempo en recuperar la inversión.

Más abajo te dejamos una calculadora con la que puedes ver claramente el cálculo, pero si no quieres liarte con los números, te dejamos unos ejemplos aproximados, con los precios medios de la gasolina y el GLP a día de hoy (1,342 euros y 0,728 euros respectivamente).

Un coche con un consumo combinado de gasolina de 6,5 l/100 km es adaptado a GLP por 2.000 euros. Su propietario recorre 20.000 km al año con él, así que recupera la inversión en 3 años. Si solo recorriese 10.000 km al año, también acabaría recuperando el dinero, pero tardaría 6 años.

Del mismo modo, cuanto más consuma el coche, antes se recuperará la inversión. Si consume 10 l/100 km, tardará solo 2 años en recuperar esa misma inversión, con 20.000 km anuales, o 4 años si solo recorre 10.000 km.

¿Merece la pena el GLP?

Además del ahorro de dinero que puede suponer el GLP, hay otra serie de factores que conviene valorar para tomar la decisión correcta. Para ello hemos elaborado una lista de los pros y contras que tiene un coche alimentado por este gas, ya sea de fábrica o con una transformación posterior.

Pros

  • Económico: el ya mencionado ahorro de dinero si se hace correctamente.
  • Ecológico: emite un 15% menos de CO2 y entre un 70% y un 90% menos de NOX. Estos últimos son los peligrosos gases que tanta cola han traído con los casos de trampas en los test de emisiones como el dieselgate.
  • Pegatina ECO: el coche tendrá derecho a la pegatina medioambiental tipo ECO, por lo que tendrá varias ventajas. Entre ellas están los descuentos en las zonas de estacionamiento regulado.
  • Menor desgaste: todos los mecánicos consultados indicaron que los coches alimentados con GLP ensucian menos el motor y gastan menos aceite.

Contras

  • Menos maletero o sin rueda. Según donde se coloque el depósito de GLP pueden pasar dos cosas: o se pierde parte del maletero por ubicarla allí (menos frecuente) o pierde la rueda de repuesto porque se le ponga una bombona de forma toroidal en su lugar. Este último caso es el más frecuente en la actualidad, ya que los neumáticos modernos son mucho más resistentes que antes.
  • Menos gasolineras con GLP: aunque los surtidores de este tipo de combustible ha proliferado en la última década, hay que tener en cuenta si vamos a disponer uno cerca.

Fuente: actualidadmotor.com