Los municipios de más de 50.000 habitantes deberán establecer zonas de bajas emisiones

El acuerdo que alcanzó recientemente el Gobierno para establecer la Declaración de Emergencia Climática y Ambiental en España obligará a los municipios de más de 50.000 habitantes a limitar la circulación a los vehículos más contaminantes, estableciendo zonas de restricción de emisiones.

Esta medida, que provocaría actuaciones y escenarios similares a los ya vistos en Madrid Central y que tiene como objetivo la lucha contra el cambio climático en España, se sumará a las 30 lineas de actuación marcadas por el Gobierno como respuesta a la emergencia climática.

Se espera que la medida se implante durante los próximos meses en más de 150 municipios, aunque todavía se desconoce la forma en la que se diseñarán las acciones adoptadas por cada uno de ellos, ya que en muchos casos las localidades tendrán su autonomía en el establecimiento de las restricciones.

Hay 4 distintivos ambientales para catalogar los vehículos en base a sus emisiones:

Distintivo ambiental B (amarillo): Destinado aurismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2001. En el caso del diésel o de vehículos pesados o de más de 8 plazas, a partir de 2006.

Distintivo ambiental C (verde): Destinado a turismos y furgonetas ligeras matriculadas a partir de enero de 2006 (gasolina) o a partir de septiembre de 2015 (diésel). En el caso de vehículos pesados y de más de 8 plazas, a partir de 2014.

Distintivo ambiental ECO (azul y verde): Destinado a eléctricos enchufables (autonomía inferior a 40 kilómetros), híbridos no enchufables, vehículos que funcionan con gas natural (GNC o GNL) o gas licuado del petróleo (GLP). En este caso, deben cumplir con los criterios del distintivo ambiental C.

Distintivo ambiental 0 (azul): Destinado a eléctricos de batería, eléctricos de autonomía extendida, eléctricos híbridos enchufables (autonomía de 40 km) o vehículos de pila de combustible.

 

Tabla de ahorro de vehículos con autogas GLP. Febrero 2020

¿Cuánto puedo ahorrar con la transformación de mi vehículo a autogas GLP? Averígualo con nuestra tabla de ahorro, que tiene en cuenta el consumo de tu coche y los kilómetros recorridos al año.

Para su elaboración se han empleado los precios medios correspondientes al mes de febrero de la gasolina y el GLP, que son 1,33€/litro y 0,71€/litro respectivamente. Cabe destacar que estos valores pueden variar ligeramente según la localidad o la estación de servicio.

El resultado se expresa en euros ahorrados anualmente y se trata de una estimación ya que, dependiendo del vehículo y sus condiciones, la variación de consumo de gasolina a GLP puede diferir, aunque nunca de una forma muy significativa.

Además, con la adaptación a autogas puedes conseguir la Etiqueta ECO para tu coche y circular sin restricciones.

 

 

Cetraa pide la actualización del distintivo ambiental de los vehículos transformados y adaptados a autogas GLP y GNC

La Confederación Española de Talleres de Reparación (Cetraa) pide que las administraciones actualicen el distintivo ambiental de los vehículos transformados y adaptados con retrofit. La patronal destaca que actualmente se dan situaciones tales como que un vehículo Euro 2 o Euro 3 que haya sido transformado a GLP (Gas Licuado del Petróleo) y adaptado con retrofit (instalación de filtros más un informe que acredita la disminución de emisiones), no puede pasar a la etiqueta B o C, a pesar de que le podría corresponder en función de su nivel de emisiones.

Esta medida, entre otras, ya fue demandada por el Gremi de Talleres (Cetraa Barcelona) en sus alegaciones contra la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona.

Cetraa considera “imprescindible” dar cobertura legal y seguridad jurídica a las transformaciones y adaptaciones de los vehículos afectados por las restricciones a la circulación por emisiones. Esto supondría “un gran incentivo para la mejora de emisiones en los vehículos y, además, permitiría que se desarrollase con normalidad la oferta comercial por parte de las empresas suministradoras de estos equipos y la correspondiente elección de los consumidores y usuarios”.

Esta solución técnica, que ya existe tanto para vehículos pesados como ligeros, se reconoce por parte de ayuntamientos y ministerios en otros países europeos, que en muchos casos ofrecen subvenciones para aplicarla.

Desde Cetraa lamentan la orientación de las decisiones tomadas por los ayuntamientos y señalan que “resulta contraproducente haber comenzado a implantar las prohibiciones a la circulación, como en Barcelona y en Madrid, antes de haber evaluado las diferentes opciones que estas tecnologías plantean”.

Por su parte, representantes de la DGT han trasladado a la patronal la existencia de una mesa de trabajo junto con los Ministerios de Industria y Medio Ambiente, cuyo objetivo es estudiar las distintas opciones de retrofit existentes en el mercado. En este sentido, la Confederación Española solicita que el sector forme parte de esa mesa de trabajo, ya que son los propios talleres de mantenimiento y reparación quienes instalarán estos sistemas anticontaminantes, y serán parte esencial a la hora de estudiar su eficiencia, así como su rentabilidad para el particular.

Fomentar la transparencia debería ser otro de los objetivos en este proyecto, según la patronal, por lo que sugiere que el Ministerio de Industria publique una lista de los sistemas compatibles para instalar en vehículos con o sin distintivos, así como los laboratorios autorizados para emitir los informes de reducción de emisiones, tal y como ya se hace, por ejemplo, en Alemania. El objetivo sería “ofrecer información fiable a los usuarios para que puedan decidir cuál es la mejor opción en función de sus necesidades”, aseguran desde Cetraa.

“En un entorno de economía circular, la Administración debe ser la primera en apostar por alargar la vida útil del vehículo. Un modelo de ‘usar y tirar” no es la mejor solución de movilidad si lo que se persigue es la sostenibilidad medioambiental y socioeconómica”, ha declarado Xavier Freixes, responsable de la Comisión de Medio Ambiente de Cetraa.

Por otro lado, la Confederación indica que otro problema sin resolver por parte de los Ayuntamientos de Madrid y Barcelona es la excepción o autorización que necesitan los talleres para poder circular con los vehículos de sus clientes y someterlos a la llamada “prueba dinámica”, con el objetivo de diagnosticar averías y/o comprobar las reparaciones. “Esta prueba, que es imprescindible para cumplir con la garantía legal que el taller debe dar al cliente sobre las operaciones realizadas, no puede depender de consumir las autorizaciones otorgadas al cliente, evitando así el exceso de burocracia que este sistema implica”, concluye la patronal.

Desde la Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa) han manifestado su apoyo a estas demandas y han declarado su intención de trabajar conjuntamente con Cetraa por la resolución de las mismas.

Fuente: www.posventa.info

 

Madrid Central seguirá vetado a los coches con etiqueta C de la DGT

El Ayuntamiento de Madrid tendrá complicado sacar adelante una de las medidas recogidas en su plan Madrid 360, la alternativa al Madrid Central de Manuela Carmena, que contemplaba la libre circulación de vehículos con etiqueta C de alta ocupación en la zona de bajas emisiones de la capital.

La vicealcaldesa Begoña Villacís, del grupo parlamentario de Ciudadanos, ha confirmado no estar a favor de esta medida y ha señalado que no acudirá a presentar el proyecto ante la Comisión Europea junto el alcalde madrileño, José Luis Martínez-Almeida, y que su grupo no apoyará la propuesta cuando se someta a votación en el pleno, según informa La Razón.

Así, con las posturas enfrentadas entre Partido Popular y Ciudadanos, la medida previsiblemente no verá la luz, pues es de esperar que sólo cuente con el apoyo de Vox: su portavoz en el Ayuntamiento, Javier Ortega Smith, ya adelantó en septiembre que daba la bienvenida al proyecto por sus “medidas eficaces” y como alternativa al “Madrid de las prohibiciones y las multas”.

“Un paso atrás”

Villacís sostiene que permitir la circulación de vehículos de etiqueta C a Madrid Central es “dar un paso atrás” y que mantendrá esta postura cuando se vote el proyecto, alegando que en su programa nunca se recogió la reversión de Madrid Central, aunque asimismo ha puntualizado que esta medida es más bien una pequeña involución.

Hay que recordar que, en la actualidad, y en base a lo dictado en el proyecto original recogido en la ordenanza de Movilidad Sostenible aprobada por el gobierno de Manuela Carmena, al perímetro de Madrid Central los vehículos clasificados como C y B (de mecánicas exclusivamente térmicas) sólo pueden acceder para dirigirse a un aparcamiento, ya sea público o privado.

Es decir, sólo los vehículos con distintivo CERO y ECO tienen permitido el libre acceso y circulación en las 472 hectáreas que conforman la zona de bajas emisiones de Madrid. El cambio propuesto por los populares supondría abrir Madrid Central a vehículos gasolina de normativa Euro 4, Euro 5 y Euro 6, así como a diésel Euro 6, siempre y cuando sean de alta ocupación (dos o más pasajeros).

Según recoge El Economista, Martínez-Almeida ha defendido esta medida como positiva, pues “permitiría reducir el número de vehículos y por tanto la contaminación”. Sea como fuere a finales de febrero el alcalde llevará el proyecto ante Bruselas, donde primeramente deberá recibir el beneplácito de la Comisión Europea antes de llevarse ante el pleno de Madrid.

Asimismo el alcalde también ha adelantado que desde el área de Medio Ambiente y Movilidad del consistorio, con Borja Carabante a la cabeza, se están llevando a cabo los estudios pertinentes para conocer las consecuencias exactas de la medida en la calidad del aire de Madrid a fin de presentar el proyecto ante la Comisión Europea.

España sigue denunciada ante el Tribunal Europeo de Justicia por incumplir los límites de contaminación, tras disfrutar de una moratoria concedida en 2018, con el revuelo ocasionado por el intento fallido del nuevo alcalde de suprimir Madrid Central como detonante. Y es que precisamente Madrid Central o el nuevo plan de contaminación de la capital, evitaron que España fuera denunciada hace dos años.

¿Cuáles son las propuestas de Madrid 360?

Pese a los buenos resultados en el primer año de aplicación de Madrid Central, en el que se han registrado los mejores índices de contaminación desde que se tienen datos, según lo recogido en el informe presentado por Ecologistas en Acción, Martínez-Almeida considera insuficiente la zona de bajas emisiones.

Por ello, se está fraguando Madrid 360 que en su formato aún embrionario se recogen 200 nuevas medidas entre las que permitir el acceso de vehículos de etiqueta C de alta ocupación a la zona de bajas emisiones era una de las estrellas.

No obstante, el plan del nuevo consistorio también contempla otras propuestas más ambiciosas más allá de Madrid Central, como prohibir la circulación de vehículos sin etiqueta dentro de todo el anillo interior de la M-30 en 2021, extendiéndose a 2022 a la M-30 y en 2023 a la M-40, para desembocar en el veto total en toda la ciudad en años posteriores.

De igual manera, también recogía tratar a los comerciantes como residentes para acceder a Madrid Central, la construcción de aparcamientos disuasorios, el soterramiento de la A-5, ampliar las zonas peatonales, incluyendo el recién aprobado proyecto del cierre total al tráfico de la Puerta del Sol, o la implantación de dos líneas de autobuses gratuitas y de cero emisiones.

Esta última también ha sido aprobada por la Comisión Delegada del Consorcio de Transportes de Madrid (CRTM): ambas líneas de autobuses 100% eléctricos estarán operativas en febrero y cruzarán Madrid de norte a sur y de este a oeste. Así, la primera tendrá sus cabeceras en Atocha y Moncloa, pasando por la Gran Vía, o las calles de Alcalá y Princesa, y la segunda partirá de Puerta de Toledo hasta Argüelles.

Asimismo, recién empezado 2020, el consistorio ha estrenado nuevos cambios en Madrid Central, eliminando de su perímetro dos calles (que resultaban especialmente conflictivas pues aglutinaban un 21 % de las multas de Madrid Central), ampliando el horario de las motocicletas de reparto hasta las 00:00 o fijando una moratoria para las familias cuyos hijos acuden a centros docentes dentro de la zona de bajas emisiones.

Fuente: motorpasion.com