Entradas

etiqueta ECO

Etiqueta ECO: mapa de situación y previsiones para 2023

El escenario de movilidad está cambiando, eso es una realidad. La cuestión es si las ciudades españolas están preparadas para afrontar este cambio o están dilatando en exceso la adopción de medidas y la sensibilización y concienciación de sus habitantes en torno a los cambios que habrá que acometer próximamente. El más cercano, a poco más de cuatro meses vista, es la implantación de Zonas de Bajas Emisiones.

A partir del 1 de enero de 2023, los municipios de más de 50.000 habitantes tendrán que implantar, al menos, una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) dentro de su núcleo urbano. Así lo establece la Ley del Cambio Climático que se aprobó hace unos meses, que alude también a la obligatoriedad de adoptarlas los municipios de más de 20.000 habitantes que superen los valores límites de contaminación.

En este escenario, la etiqueta ECO jugará un papel fundamental, puesto que se convertirá en un pase de acceso, circulación y aparcamiento para muchos vehículos en aquellos casos en los que las restricciones sean más severas. Te contamos por qué.

Situación actual: ¿Cuántas ZBE hay en España?

Lo primero que debemos hacer para dimensionar adecuadamente el cambio que supondrá la entrada en vigor de esta normativa es analizar cuántas Zonas de Bajas Emisiones hay actualmente en España. Según el registro de Bip&Drive, solo hay 9 ciudades que cuentan con una ZBE: 

 

  • Madrid
  • Barcelona
  • Rivas-Vaciamadrid
  • Hospitalet de Llobregat
  • Esplugues de Llobregat
  • Sant Adrià de Besòs
  • Cornellá de Llobregat
  • Sant Joan Despí
  • Sant Cugat del Vallès

Sin embargo, según manifiesta la Ley de Cambio Climático, son 149 los municipios que, obligatoriamente, deberán contar con una ZBE a partir del próximo 1 de enero, pues superan los 50.000 habitantes.

Es decir, tan solo el 6% de las ciudades españolas que deberán contar con una ZBE a partir del próximo 1 de enero la tienen ya instalada.

En el siguiente mapa mostramos todos los municipios españoles de más de 50.000 habitantes que deberían implantar la ZBE en lo que queda de año, así como aquellos de dicha extensión que ya la tienen:

¿Qué implica la instauración de Zonas de Bajas Emisiones?

Teniendo en cuenta que el 94% de ciudades que tienen que implantar una ZBE aún no lo han hecho, es lógico que los habitantes se pregunten qué consecuencias tendrá esta acción. Lo cierto es que el texto generalizado que se puede leer en el documento legal afirma que será cada Administración pública con competencias para ello quien deberá definir qué restricciones aplica. Estas pueden ser de acceso, circulación o estacionamiento, si bien lo deja muy abierto para que sea cada entidad local la que decida cuánto delimitarlo. 

Así, se plantean distintos posibles escenarios en función del grado de dureza que establezca cada ayuntamiento:

  • Restricción a vehículos sin etiqueta medioambiental

Una de las opciones más ‘light’ es implantar las restricciones de acceso, movilidad o aparcamiento únicamente a los vehículos que no dispongan de distintivo medioambiental de la DGT por su antigüedad. Esto es lo que está haciendo este año Madrid con los turismos dentro de la M-30, por ejemplo. 

  • Limitación horaria para vehículos con etiqueta C o superior

Otra posibilidad que puede darse es que haya ayuntamientos que limiten el acceso, movilidad o aparcamiento a determinados núcleos urbanos estableciendo franjas horarias para vehículos que tengan una etiqueta C (la verde), ECO o CERO. 

  • Permisión a vehículos con etiquetas ECO y CERO

El tercer escenario que puede tener lugar es que los municipios más restrictivos solo permitan el acceso, movilidad y aparcamiento a los vehículos que tengan distintivo medioambiental ECO o CERO, que son los que garantizan las emisiones más bajas. 

Estos son solo algunos de los posibles escenarios que podrían contemplar los distintos ayuntamientos, pero habrá que esperar a que avancen los meses para comprobar qué restricciones impone cada entidad local. 

 

Transforma tu coche para obtener la etiqueta ECO

Sea cual sea el conjunto de limitaciones que establezca cada ayuntamiento, los vehículos que tienen la etiqueta medioambiental ECO o CERO son los que más beneficios suelen obtener. No solo a la hora de acceder y circular libremente por los grandes núcleos urbanos, sino también bonificaciones económicas en el aparcamiento en zona SER, así como reducciones en el IVTM, entre otras. 

Pero, ¿sabías que no es necesario comprar un coche nuevo para obtener la etiqueta ECO? Si tu vehículo cumple las condiciones necesarias, puedes convertirlo a GLP y así solicitar este distintivo medioambiental. La tecnología de propulsión por GLP es menos contaminante que la gasolina y el diésel; de hecho, es uno de los tipos de vehículos catalogados por la DGT con la etiqueta ECO.

Por lo tanto, si no quieres quedarte sin la posibilidad de entrar en estas grandes ciudades y quieres ahorrar hasta un 50% en combustible, al tiempo que disfrutas de otras bonificaciones, ¡transforma tu vehículo! Para ello, solo tendrás que contactar con un taller especializado en transformaciones GLP de confianza que te asesore sobre cuál es la mejor alternativa según las características individuales de tu coche. 

¡En Gasmoción podemos ayudarte! Llámanos sin compromiso y no te quedes sin tu etiqueta ECO. 

transformación diesel

Conversión de coches diésel a GLP: dudas frecuentes

La transformación de vehículos gasolina a Gas Licuado de Petróleo (GLP) es cada vez más frecuente. Pero, ¿qué sucede con los coches diésel? La posibilidad de convertir un coche diésel a GLP es uno de los temas que más dudas genera, así como sus ventajas y si hay alguna diferencia frente a las conversiones de los turismos de gasolina. En este post, resolvemos las principales cuestiones acerca de este tema para que tengas clara cuál es la diferencia entre convertir un vehículo diésel y uno gasolina a GLP. 

El diésel y la gasolina son los combustibles más extendidos en nuestro país, si bien, durante los últimos meses, también son los más cuestionados. En primer lugar, porque los vehículos que se mueven con diésel o gasolina son de combustión, y emiten más niveles de contaminación que otro tipo de carburantes.

Pero, además, ha habido una circunstancia que ha llevado a muchos conductores a replantearse la movilidad tal y como la conocían hasta ahora: el encarecimiento de los combustibles. Desde principios de 2022, hemos visto cómo tanto la gasolina como el diésel han incrementado sus precios hasta superar, en el mes de junio, la barrera de los 2 euros por litro, algo impensable hace un año. 

En cambio, existen alternativas factibles y sencillas que no solo son más económicas, sino que también son más sostenibles. Hablamos, fundamentalmente, del GLP o Autogas. En este contexto, no es extraño que muchos conductores de turismos de gasolina hayan apostado por transformar su vehículo a gas. Pero, ¿cuál es la situación de los vehículos diésel? 

 

¿Es posible transformar un vehículo diésel a GLP?

Técnicamente, es posible. La conversión a GLP se realiza de forma muy similar a la de un vehículo gasolina, instalando una serie de componentes en el vano motor y un depósito en el que se acumula el gas y que se sitúa, normalmente, en el espacio de la rueda de repuesto. 

La principal diferencia radica en la forma de inyección de gas en el vehículo, lo que permite porcentajes de sustitución de prácticamente el 100% en el caso de los motores gasolina (sistemas bi-fuel) y mucho más reducidos en el caso de los motores diésel (sistemas dual-fuel), siendo necesaria la inyección de un gran porcentaje de diésel de forma continua en estos casos.

 

¿Se ahorra lo mismo transformando un coche diésel que uno de gasolina?

No. Los sistemas y proceso de conversión de un vehículo de gasolina a gas son más sencillos y menos costosos. Esto, unido a que en el caso de los motores diésel el porcentaje de sustitución de gas es reducido, se traduce en un índice de ahorro muy inferior frente al que obtienes convirtiendo un coche de gasolina. 

 

¿Se puede obtener la etiqueta ECO con un coche diésel transformado a GLP?

Sí, siempre y cuando el vehículo cumpla con los requisitos que marca la normativa de emisiones Euro 6 en el caso del diésel, y si no es un coche anterior al año 2000. 

 

¿Las ventajas medioambientales son las mismas?

En líneas generales, son parecidas. Tanto los vehículos gasolina como los diésel que cumplan con la normativa correspondiente pueden obtener la etiqueta ECO una vez convertidos a GLP. En cuanto a la reducción de emisiones, en ambos casos hay una clara disminución, si bien el porcentaje no es exactamente el mismo en los turismos de gasolina que en los diésel. Sin embargo, la diferencia no es mucha y, en la práctica, cualquiera de las dos fórmulas supone una reducción importante de emisiones contaminantes. 

 

¿Es recomendable transformar un coche diésel a GLP?

Desde el punto de vista del ahorro económico, no. La transformación de los motores diésel es bastante más costosa que la de los gasolina, lo que implica que el ahorro económico en muchas ocasiones es muy reducido. 

Una vez transformado el coche a GLP, es cierto que la reducción en el precio del combustible es notable, puesto que el precio del GLP se mantiene en 1,05 €/litro, frente a los 1,91 €/litro que cuesta el diésel. No obstante, hay que tener en cuenta que seguiremos necesitando un elevado porcentaje de diésel durante el funcionamiento del vehículo.

Por otro lado, a nivel medioambiental, los vehículos diésel transformados también contribuyen a reducir las emisiones nocivas, y pueden optar a la etiqueta ECO en los casos en los que cumplan con la norma Euro 6. 

En definitiva, si la única razón por la que decides transformar tu vehículo diésel a GLP es el ahorro, no es recomendable. Si, además, lo haces por cuestiones de respeto medioambiental o, simplemente, para obtener la etiqueta ECO, sí te lo puedes plantear. 

En cualquier caso, lo más aconsejable es acudir a un taller homologado en conversiones de confianza que te asesore sobre cuál es la mejor alternativa según las características particulares de tu vehículo. En Gasmoción te aconsejamos de manera transparente, tanto sobre el precio final de la conversión, como sobre las ventajas reales que percibirás al transformar tu vehículo. 

viaja con autogas

Viaja con Autogas: cómo llegar de Madrid hasta Huelva sin repostar

La autonomía de los vehículos es uno de los grandes retos a los que se enfrenta el sector de los vehículos eléctricos. En cambio, los coches propulsados por Autogas o GLP no solo no tienen menos autonomía, sino que ésta aumenta con respecto a los vehículos tradicionales. Esto se debe a que, al ser bifuel, a la autonomía que proporciona la gasolina hay que sumar la que otorga el depósito de gas. En algunos casos, incluso, puede llegar a duplicar la autonomía de uso y superar los 1.000 kilómetros, si bien no es lo habitual. 

La idea de que los coches con GLP tienen menos autonomía que los de gasolina no es cierta. Lo que cambia es el número de puntos de repostaje en los que se suministra GLP. Evidentemente, es sensiblemente menor que el de las gasolineras tradicionales, pero ello no significa que el vehículo tenga menos autonomía.

Lo único que debes hacer es prever cuáles son las estaciones de servicio en las que podrás repostar GLP, que en España son más de 750. Y, para demostrártelo, en Gasmoción publicaremos, progresivamente, itinerarios de viaje que puedes realizar sin necesidad de repostar GLP. Eso sí, es importante tener en cuenta que son orientativos según el número de kilómetros, y que podría variar en función de los desvíos que hagas. 

Para empezar esta serie de artículos, te proponemos un viaje entre Madrid y Huelva en el que visitarás lugares históricos con un gran encanto sin necesidad de repostar GLP. En total, son unos 620 kilómetros, una autonomía que, perfectamente, tiene un depósito de gasolina estándar. Aún así, incluiremos también un mapa con los puntos de repostaje que se encuentran en dicho trayecto, solo por precaución, en caso de que seas más aventurero y decidas ampliar los lugares que vas a visitar.

Viaja con Autogas: ¿dónde puedes repostar GLP en caso de necesidad?

Si eres una persona aventurera y decides ampliar los sitios que vas a visitar en este trayecto, puede preocuparte el hecho de quedarte sin GLP y no saber dónde repostar. Para ayudarte, te mostramos las principales estaciones ubicadas en este trayecto en las que puedes repostar Autogas.

seguro coches GLP

Cómo adaptar el seguro del coche si te pasas al Autogas

Hay muchas cosas que queremos hacer cuando, por fin, tenemos un coche transformado a Autogas. Lo primero de todo, por supuesto, es probarlo para comprobar si se nota la diferencia entre el uso del depósito de gasolina y el recién instalado de GLP. Después, enseñar el coche a nuestros familiares y amigos para que puedan ver cómo ha quedado tras la transformación. Pero, además, hay algo importante que genera dudas entre las personas que deciden transformar su coche a GLP: ¿qué ocurre con el seguro? 

Antes de entrar en materia, contextualicemos. Como sabrás, cuando compras un coche nuevo, una de las primeras cosas que debes hacer es asegurarlo. Para ello, contactas con la compañía aseguradora, proporcionas los datos del coche y contratas la póliza que hayas elegido. Esto es sencillo. Pero, ¿qué debemos hacer si transformamos un vehículo? ¿Afecta al seguro que tengas ya contratado? ¿Cómo puedo saber si cambiará el precio?  

Estas son algunas de las principales dudas que nos preguntan nuestros clientes en el momento de informarse acerca de la transformación. En este post vamos a tratar de resolverlas. Igual que cada coche es diferente, también lo es cada compañía aseguradora. Es decir, puede haber ciertos aspectos genéricos que no se correspondan con la realidad de tu compañía. Por ello, deberás consultar y confirmar previamente cualquier cuestión con ella. 

A lo largo de este artículo vamos a ir resolviendo algunas dudas de carácter general que nos trasladan nuestros clientes, relacionadas con los pasos que deben llevar a cabo con su seguro una vez han transformado su coche a GLP o Autogas. 

 

¿Los seguros cubren los sistemas homologados de Autogas? 

Por lo general, sí lo cubren. La instalación de un kit Autogas no interfiere en el seguro del coche, ni supone un impedimento para ello. Lo que puede variar más es la modalidad o el tipo de póliza con la que lo cubran. Hay algunas compañías que lo incluyen tanto en pólizas a todo riesgo como en las de terceros, mientras que otras solo lo cubren si contratas una póliza a todo riesgo. En este sentido, debes consultar con tu compañía para comprobarlo. 

 

¿Puede cambiar el precio? 

No debería, puesto que la incorporación de un kit homologado de Autogas no supone una merma en la seguridad de mismo. De hecho, es un sistema tan seguro o más que el tradicional de gasolina o diésel. No obstante, consúltalo con tu aseguradora, puesto que puede haber ciertos aspectos particulares en cada una por los que el precio pueda variar, como el año de matriculación del vehículo. 

 

¿Debo informar a mi seguro si transformo el vehículo a GLP o Autogas? 

Es recomendable hacerlo. Aunque el kit homologado no supone un riesgo extra, es un nuevo componente que forma parte del vehículo y del que el seguro no tiene constancia a menos que le informes. Por lo tanto, a fin de evitar posibles problemas de cobertura en posibles siniestros, lo aconsejable es avisar. 

 

¿Me pedirán contratar una cobertura adicional? 

No deberían. Los vehículos GLP, por lo general, no necesitan una cláusula adicional como la que pueden requerir, por ejemplo, los vehículos eléctricos ante los fallos de batería o el robo del cable, entre otras posibilidades. Las prestaciones incluidas en los seguros de coches de Autogas no suelen diferir con respecto a las de los vehículos de combustión tradicionales.  

 

¿El seguro cubre cualquier tipo de kit? 

Los seguros únicamente cubren los kits que estén homologados en España. Además, son los kits que te garantizan la máxima calidad y seguridad en la propia transformación, y con los que evitar daños a tu coche. Por este motivo, te recomendamos acudir a un taller especializado en instalaciones de kits GLP para asegurarte de que se realiza de forma profesional y segura.  

 

¿Todas las aseguradoras cubren los vehículos GLP? 

Hasta hace algunos años, la transformación a Autogas o GLP no estaba tan extendida como lo está ahora. Por este motivo, había compañías que no admitían este tipo de vehículos, si bien esto ha cambiado. A día de hoy, la mayoría de las grandes compañías aseguradoras cubren estos coches de la misma forma que cubren los de combustión tradicional y los eléctricos. No obstante, puede ocurrir que algunas compañías low-cost no los cubran, pero cada vez son más residuales. 

La instalación de un kit Autogas es un proceso que no interfiere en el funcionamiento del vehículo ni disminuye su seguridad. Por tanto, no debería suponer un obstáculo con tu compañía aseguradora, especialmente si ya cuentas con una póliza. En ese caso, únicamente deberás informar sobre esta instalación, a fin de que la compañía pueda actualizar la información sobre los componentes asegurados en caso de siniestro.  

Ten en cuenta que solamente cubrirán las transformaciones de aquellos kits que estén homologados en España. Por ello, es conveniente acudir a un taller especializado que garantice esta cobertura, y que la llevará a cabo de forma personalizada según las características técnicas de tu vehículo. En Gasmoción no solo realizamos la transformación a medida, sino que te ayudamos en las gestiones con tu seguro para que no tengas ningún problema de cobertura y puedas empezar a utilizar tu vehículo con etiqueta ECO lo antes posible.  

transformación Autogas

¿Cómo se realiza la transformación de un coche a GLP o Autogas?

No cabe ninguna duda de que llenar el depósito es mucho más caro de lo que lo era hace un año, y, lejos de revertirse, la situación parece estar abocada a una tendencia creciente durante los próximos meses. En este escenario, cobran cada vez más notoriedad todas las alternativas que consigan abaratar los costes del transporte. Una de ellas, como sabes, es la transformación de tu vehículo a Autogas o GLP. En Gasmoción llevamos más de 10 años adaptando vehículos a GLP, y aún nos damos cuenta de que el desconocimiento sobre ellas es generalizado. Por ese motivo, vamos a explicarte cómo se llevan a cabo, paso a paso, las transformaciones a Autogas.  

Pero, antes de entrar en materia, déjanos recordarte por qué es conveniente pasarte al Autogas. En primer lugar, como hemos dicho, porque es uno de los combustibles más económicos hoy en día. Mientras el precio de la gasolina y el diésel se dispara y se acerca a los 2 euros el litro, el GLP cuesta 0,90 euros el litro. Es decir, la mitad de lo que pagas por los combustibles tradicionales.  

Para que te hagas una idea, un coche estándar que recorra 25.000 km anuales, a un consumo medio de 6 litros cada 100 kilómetros, se ahorrará 94 euros al mes y 1.128 euros al año. Es decir, más del 40% que si repostase con gasolina.  

Sin embargo, el precio no es el único factor beneficioso del GLP o Autogas. Seguramente sabrás que, a partir de 2023, los municipios de más de 50.000 habitantes están obligados a implementar Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). Pues bien, en la mayoría de esas zonas solo podrán acceder sin problema los coches con las etiquetas CERO o ECO de la DGT. Los coches de gasolina no proporcionan esta etiqueta, pero los de GLP, sí en su mayoría 

El motivo no es otro que la reducción de emisiones contaminantes con respecto a los combustibles tradicionales. De hecho, el Autogas disminuye muy notablemente las emisiones de CO2 y otras partículas nocivas, lo que ha llevado a la DGT a catalogar a estos coches como ECO. Es evidente que no ofrecen un escenario de “Cero emisiones”, pero, teniendo en cuenta la baja penetración de los coches eléctricos a día de hoy, los vehículos de gas se postulan como una alternativa necesaria para transitar hacia la descarbonización.  

La adaptación a GLP, a fondo 

Ahora que ya tienes unas nociones generales sobre la importancia de adaptar los vehículos a GLP o Autogas, es momento de explicarte cómo se lleva a cabo. En cualquier caso, es importante que sepas que ningún coche es igual, y por tanto, tampoco lo son las adaptaciones.  

Para realizarla de la forma más adecuada, estudiamos cada caso en particular. En este sentido, puedes contactar con nosotros y contarnos cómo es tu coche, y te asesoraremos sobre la adaptación más adecuada. No obstante, estos son los aspectos generales que conlleva una transformación a GLP o Autogas: 

▶️ ¿Cuánto cuesta la transformación? 

Sabemos que esta es una de las cuestiones que más dudas genera entre los usuarios que no están familiarizados con este sistema. Como te comentábamos antes, cada transformación es diferente porque cada coche tiene unas características distintas. Pero, en general, la transformación suele oscilar entre 1.000 y 1.500 euros, aproximadamente.  

Teniendo en cuenta la menor inversión que supone frente a la compra de un vehículo, es una cantidad que se amortiza muy fácilmente gracias al ahorro en combustible que genera. 

▶️ El gas del coche, ¿se queda en estado líquido? 

No. El estado líquido del GLP facilita su transporte y su almacenamiento, pero una vez instalado, el evaporador es la pieza que se encarga de pasar el gas almacenado en el depósito de estado líquido a gaseoso antes de que se inyecte en los cilindros. A su vez, el equipo de Autogas incluye un sensor de temperatura y presión del gas para controlar que esté en el rango adecuado.  

▶️ ¿Cómo se cambia de GLP a gasolina en plena conducción? 

Es muy sencillo. El taller especializado incorporará un botón, generalmente al lado del volante, en el que podrás escoger si utilizar el depósito de gasolina o el de GLP. Por otro lado, la electroválvula es la pieza encargada de cerrar el paso del GLP si decides cambiar a gasolina, pero tú solo tendrás que preocuparte de presionar un botón.

Además, generalmente el conmutador indica cuánto GLP queda en el depósito. Nuestro sistema, además, dispone de “efecto memoria”, por lo que si cuando apagues el coche estabas funcionando con gas, cuando vuelvas a arrancarlo no será necesario que pulses ningún botón, ya que automáticamente pasará a funcionar de nuevo con GLP. 

▶️ ¿Dónde se coloca el depósito de gas? 

Lo más habitual es ubicarlo en el espacio reservado para la rueda de repuesto, por lo que no resta espacio en el maletero. Además, debes saber que los talleres te proporcionarán un kit antipinchazos en sustitución de la rueda de repuesto, de forma que no te quedarás sin recursos ante esta posible avería.  

▶️ ¿Qué autonomía proporciona el equipo de Autogas? 

Depende de su capacidad, puesto que existen depósitos desde 30 hasta 120 litros. Pero, por lo general, la autonomía del vehículo puede llegar a duplicarse, al sumar la autonomía propia del depósito de gasolina y la del GLP. 

▶️ ¿Qué contiene el kit de Autogas? 

Las instalaciones que realizamos en Gasmoción las llevamos a cabo con un kit compuesto por todos los accesorios necesarios para ejecutarla, como los inyectores, unidad electrónica de control, electroválvula, depósito, sensores, conmutadores, boquillas colectoras, toma exterior, etc.  

▶️ ¿Dónde puedo repostar el coche GLP? 

En España contamos con más de 750 puntos de suministro de GLP, la mayoría de los cuales pertenecen a Repsol. En nuestra red de gasineras GLP puedes comprobar cuál es el más cercano a tu domicilio. No obstante, si decides hacer un viaje en coche fuera de España, debes saber que en Europa el uso del GLP está mucho más extendido, por lo que encontrarás más zonas de repostaje habilitadas.  

▶️ ¿Las restricciones de movilidad afectan a los vehículos GLP? 

Por lo general, no. Tal y como hemos comentado antes, los vehículos GLP pueden optar a la etiqueta ECO, que da acceso a los grandes núcleos urbanos incluso cuando hay restricciones de movilidad por protocolos anticontaminación. Además, los coches con etiqueta ECO pueden disfrutar de descuentos de hasta el 50% en la zona de estacionamiento regulado, así que podrás aparcar en cualquier parte del centro de las grandes ciudades por la mitad de precio. 

▶️ ¿Qué vehículos se pueden adaptar a GLP? 

La mayoría de coches que se transforman en GLP tienen motor de gasolina, pero también es posible realizar adaptaciones de coches diésel. Eso sí, deben cumplir una serie de requisitos que te contamos en este vídeo. Además, en todos los casos solicitamos, primero, la ficha técnica del vehículo, para confirmar si es posible o no realizar la adaptación.  

Las transformaciones de los coches a GLP constituyen una alternativa para conducir de manera más sostenible, eficiente, económica y segura. Lo importante es realizarlas en un taller especializado que cuente con profesionales expertos, como es el caso de Gasmoción.  

Por último, no te preocupes si sigues teniendo dudas sobre qué implica la adaptación a Autogas y cómo se puede hacer. Para ayudarte, contacta con nosotros y cuéntanos tu caso. A partir de ahí, te asesoraremos de manera personalizada para que la transformación te resulte lo más económica posible.