Entradas

homologación

Homologación GLP: qué requisitos debe cumplir tu vehículo

La conversión de tu vehículo a GLP es una alternativa de movilidad más sostenible, económica y eficiente que si utilizas combustibles tradicionales como la gasolina o el diésel. Y, aunque en la mayoría de vehículos puede realizarse sin problema, conviene saber cuáles son los requisitos que debe cumplir tu coche para que un taller especializado pueda certificar la homologación del kit de GLP en el turismo.

Es importante saber que existe una importante cantidad de normativa que regula el funcionamiento y la homologación de los vehículos GLP, puesto que es algo que no afecta únicamente a la transformación en sí misma. Existen diversos agentes que forman parte de este proceso, tanto desde el inicio del mismo como posteriormente.

En primer lugar, es fundamental realizar la conversión en un taller que esté específicamente homologado para practicar este tipo de transformaciones, como cualquiera de los talleres de la red de Gasmoción. Este paso es, quizá, el más importante, puesto que la manipulación de los depósitos y de los kits GLP solo debe realizarse por quienes han recibido la homologación necesaria. De lo contrario, podría ser peligroso.

Entre otros aspectos, los talleres homologados saben cuál es la presión mínima a la que debe estar el gas, en qué condiciones de temperatura es más óptimo hacer la conversión, o qué piezas son imprescindibles para ello.

Sin embargo, en este post nos vamos a centrar en resumir cuáles son los requisitos que debe reunir un vehículo para que pueda llevarse a cabo la conversión a GLP adecuadamente.

Homologación de vehículos GLP: normativa específica

Dentro de la amplia variedad de preceptos legales que podríamos tener en cuenta en la conversión de vehículos a GLP, vamos a centrarnos en el Real Decreto 750/2010, que regula los procedimientos de homologación de vehículos de motor y sus remolques, máquinas autopropulsadas o remolcadas, vehículos agrícolas, así como de sistemas, partes y piezas de dichos vehículos.

Los vehículos que se transformen a GLP deben cumplir con la homologación nacional correspondiente a las categorías M y N. De hecho, la legislación especifica que, en dicha homologación, debe distinguirse entre los vehículos GLP de serie y las adaptaciones a GLP o GNC.

A su vez, este texto nos remite al Reglamento nº 115 de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa, en el que se habla, específicamente, sobre adaptaciones a sistemas GLP. Según este texto, estos son los requisitos que debe cumplir un fabricante de equipos GLP homologados:

  • El sistema de adaptación debe contener todos los datos pertinentes relacionados con la homologación, como las fichas de solicitud correspondientes en las que se plasma toda la información del vehículo.
  • Descripción de los coches en los que se vaya a realizar la transformación, así como de todos los cambios que se apliquen en el vehículo original si la conversión es bi-fuel.
  • Verificación del cumplimiento de todas las especificaciones que se deben implementar.
  • Seguir un manual de instalación del sistema de adaptación concreto en los coches de origen.
  • Proporcionar al cliente final un manual de usuario.

Por este motivo, es importante confiar en un taller especializado como Gasmoción, que esté al día de toda la documentación necesaria para llevar a cabo estas transformaciones.

Los requisitos imprescindibles para convertir un coche a GLP

A continuación, te mostramos las condiciones necesarias para realizar la transformación del vehículo:

1. Normativa EURO 3 o posterior

Por si no lo sabías, las normas EURO constituyen el conjunto de reglamentos en base a los que se clasifican los vehículos en función de su nivel de emisiones contaminantes, año de matriculación, tipo de motor, consumo, etc. En este caso, solo se pueden transformar a GLP los vehículos que cumplan con la norma EURO 3 o posteriores y que se hayan matriculado del año 2001 en adelante.

¡Pero, cuidado! El cumplimiento de la norma EURO 3 garantiza la conversión de los coches gasolina a GLP, pero NO la obtención de la etiqueta ECO, ya que no cumple con el estándar mínimo en cuanto a emisiones que requiere este distintivo medioambiental.

Aún así, puede haber determinados casos de vehículos matriculados en la última mitad de la década de los 90 que sí cumplan con la norma EURO 3 y que, por tanto, se pueden convertir a GLP. No obstante, es conveniente siempre confirmarlo con el fabricante antes de realizarla.

Entonces, ¿cuándo puedo optar a la etiqueta ECO?

En el caso de que tu vehículo cumpla las normas EURO 4, 5 ó 6 y esté matriculado a partir de 2006. Esta es la condición imprescindible para que no solo se pueda efectuar la transformación a GLP, sino que, además, puedas solicitar la etiqueta ECO.

Al igual que en el caso anterior, es posible que haya vehículos anteriores a 2006 que ya cumplan con la norma EURO 4. No obstante, aunque pueda parecer muy reciente, cabe pensar que estamos hablando de vehículos que tienen 16 años.

2. Tipo de inyección

Los vehículos que tienen motor gasolina de inyección indirecta se pueden transformar sin ningún inconveniente. En cambio, para transformar un coche cuyo motor es de inyección directa, se debe contar con un kit específico para estos motores.

Por tanto, esto podría acotar aún más la búsqueda de taller para llevar a cabo la conversión, ya que no solo debe estar homologado para convertir a GLP, sino que también debe disponer de dichos kits.

¿Los coches diésel se pueden transformar?

Técnicamente, es posible, aunque suele ser poco recomendable. La conversión de un vehículo diésel suele requerir una modificación mecánica del coche, lo que conlleva un coste más elevado. Por lo tanto, apenas se percibe un ahorro económico relevante.

En definitiva, la transformación de un vehículo a GLP es relativamente sencilla y, a largo plazo, muy rentable. No obstante, debe realizarse en un taller homologado que siga los criterios de homologación necesarios y que cumpla con la normativa vigente para ello.

En Gasmoción podemos asesorarte sobre cuál es la mejor alternativa de conversión para tu coche en función de sus características individuales y de forma personalizada. ¡Llámanos sin compromiso y descubre cómo pasarte al bando de la movilidad sostenible!

viaja con autogas

Viaja con Autogas: cómo llegar de Madrid hasta Huelva sin repostar

La autonomía de los vehículos es uno de los grandes retos a los que se enfrenta el sector de los vehículos eléctricos. En cambio, los coches propulsados por Autogas o GLP no solo no tienen menos autonomía, sino que ésta aumenta con respecto a los vehículos tradicionales. Esto se debe a que, al ser bifuel, a la autonomía que proporciona la gasolina hay que sumar la que otorga el depósito de gas. En algunos casos, incluso, puede llegar a duplicar la autonomía de uso y superar los 1.000 kilómetros, si bien no es lo habitual. 

La idea de que los coches con GLP tienen menos autonomía que los de gasolina no es cierta. Lo que cambia es el número de puntos de repostaje en los que se suministra GLP. Evidentemente, es sensiblemente menor que el de las gasolineras tradicionales, pero ello no significa que el vehículo tenga menos autonomía.

Lo único que debes hacer es prever cuáles son las estaciones de servicio en las que podrás repostar GLP, que en España son más de 750. Y, para demostrártelo, en Gasmoción publicaremos, progresivamente, itinerarios de viaje que puedes realizar sin necesidad de repostar GLP. Eso sí, es importante tener en cuenta que son orientativos según el número de kilómetros, y que podría variar en función de los desvíos que hagas. 

Para empezar esta serie de artículos, te proponemos un viaje entre Madrid y Huelva en el que visitarás lugares históricos con un gran encanto sin necesidad de repostar GLP. En total, son unos 620 kilómetros, una autonomía que, perfectamente, tiene un depósito de gasolina estándar. Aún así, incluiremos también un mapa con los puntos de repostaje que se encuentran en dicho trayecto, solo por precaución, en caso de que seas más aventurero y decidas ampliar los lugares que vas a visitar.

Viaja con Autogas: ¿dónde puedes repostar GLP en caso de necesidad?

Si eres una persona aventurera y decides ampliar los sitios que vas a visitar en este trayecto, puede preocuparte el hecho de quedarte sin GLP y no saber dónde repostar. Para ayudarte, te mostramos las principales estaciones ubicadas en este trayecto en las que puedes repostar Autogas.

Items de portfolio