Entradas

Gran evolución de los combustibles alternativos el pasado año

A pesar de las diferentes dificultades que nos presentó el 2020 una de las cosas que quedaron claras fue la necesidad de una transición hacia combustibles menos contaminantes en la automoción. Vivimos en un mundo globalizado y eso supone millones de trayectos y de toneladas de emisiones a la atmósfera que, a corto o medio plazo, puede causar daños irreparables a nuestro planeta y nuestra salud a nivel individual.

Uno de los sectores que hay que abordar de forma inmediata es el del transporte y la automoción en general, ya que es uno de los principales focos emisores de este tipo de gases.

Ante esta situación están surgiendo algunos combustibles que consiguen disminuir, total o parcialmente, las emisiones de los vehículos. A pesar de que el primer combustible alternativo en el que pensamos es el vehículo eléctrico hay otras alternativas como el hidrógeno o el gas (Autogas/GLP o GNC), siendo este último en el que vamos a profundizar.

En cuanto a los vehículos más empresariales o institucionales encontramos un incremento en el parque de autobuses de GNC de un 17% y de un 27% en los camiones propulsados por Autogas/GLP, lo que supone un aumento importante en ambos casos y una tendencia a continuar en próximos años.

La cantidad total de vehículos registrados alimentados por GNC o Autogas/GLP ha sido de 30.000 unidades, teniendo que sumar a estos las adaptaciones realizadas, esto supone una gran apuesta por los combustibles gaseosos gracias a sus ventajas a nivel de emisiones y de precio frente a otros combustibles alternativos, además de la comodidad que ofrece en el día a día gracias a su autonomía y puestos de repostaje.

Sin olvidar que la adaptación a Autogas/GLP o GNC o la adquisición de un vehículo propulsado por cualquiera de ellos nos permite acceder a la Etiqueta ECO, aportándonos tranquilidad de cara a las posibles futuras restricciones de circulación en las grandes ciudades.

Consigue la Etiqueta ECO con Gasmocion

Muchos son los clientes que no saben cómo tramitar la Etiqueta Eco una vez adaptados sus vehículos a Autogas/GLP o GNC. Tal y como explicamos en nuestro anterior post conseguirán dicha catalogación los vehículos gasolina que cumplan Euro 4 o superior o los vehículos diésel que cumplan normativa Euro 6.

Hay casos en los que los vehículos están catalogados de forma errónea por parte de la DGT, ya que es posible que, por ejemplo, un vehículo gasolina anterior al 2006 cumpla normativa Euro 4 aunque la catalogación que recibiremos desde la DGT sea de Euro 3, en estos casos es importante acudir a algún concesionario de la marca para que puedan confirmarnos la catalogación medioambiental y etiquetado que le corresponde a nuestro vehículo.

Dicho esto vamos a proceder a explicar los pasos para obtener la Etiqueta ECO una vez adaptado el vehículo:

1- Lo primero que tenemos que hacer es homologar la adaptación en una estación de ITV, es importante contactar con la misma, ya que dependiendo de la localidad podría cambiar la forma de gestionar la homologación de reformas entre unas y otras.

2- Una vez homologado y reflejado en ficha técnica el sistema de GLP/GNC tendremos que acudir a la DGT con dicha ficha técnica para que actualicen nuestro vehículo en su base de datos, esta actualización tarda unos pocos días en hacerse efectiva y podremos ir revisándolo en esta dirección para saber el momento en el que pasamos a estar catalogados como “ECO”.

3- En el momento en que se actualice ya podremos solicitar la etiqueta en cualquier delegación de Correos y disfrutar de todas las ventajas en cuanto la recibamos.

En caso de tener cualquier consulta que hacernos no dudes en contactarnos.

Aquí tenéis algunas de las diferencias entre el Autogas/GLP y el GNC

Mucha gente valora las alternativas más ecológicas dados los cambios que estamos viviendo recientemente pero desconocen las características de las mismas, podemos hablar de híbridos, híbridos enchufables, eléctricos y vehículos a Autogas/GLP o GNC.

En Gasmocion podemos adaptar vehículos tanto de gasolina como de diésel tanto a Autogas/GLP como a GNC, por lo que vamos a comentaros algunas de las diferencias entre ambos combustibles para que podáis decidir cual os convendría más.

En el caso del Autogas/GLP nos encontramos un combustible con el que vamos a ahorrar, en términos económicos, entorno a un 40%, el depósito iría en el hueco de la rueda de repuesto y la boca de carga, en la mayoría de casos, no hay problema en situarla junto con la de gasolina, por lo que estéticamente el cambio no conlleva ninguna modificación importante. En cuanto al día a día la conducción no varía respecto a la gasolina y disponemos de un segundo depósito que nos puede llegar a hacer doblar la autonomía original, además disponemos de más de 600 estaciones de servicio a nivel nacional, por lo que podremos viajar a GLP sin ningún tipo de problema.

En cuanto al GNC estaríamos hablando de un combustible que es algo más eficiente, ya que nos moveríamos entorno a un 50% de ahorro. En lo que respecta a las modificaciones estéticas sí que es cierto que el depósito no tiene forma toroidal y, por lo tanto, no puede colocarse en el hueco de la rueda de repuesto, pero por lo demás tampoco sería necesario hacer modificaciones. En cuanto al día a día hay que decir que la autonomía que aportan los depósitos de GNC suele ser menor que en el caso del Autogas y que hay menos puestos de repostaje a nivel nacional, pero disponemos de una opción doméstica como son los compresores.

Esperamos que estan pequeñas explicaciones os puedan ayudar a decidir y, si por el contrario, seguís teniendo alguna duda no dudéis en contactarnos.

Descubre qué etiqueta medioambiental le corresponde a tu vehículo

Ante la situación actual y las, siempre posibles, futuras restricciones hay mucha gente que todavía desconoce la etiqueta medioambiental que le correspondería a su vehículo.

Lo primero es conocer las diferentes calificaciones medioambientales y saber a qué vehículos corresponde cada una. En estos momentos la DGT dispone de dos pegatinas para distinguir a los vehículos más contaminantes, que serían la etiqueta B y C, y dos más que corresponden a los vehículos más respetuosos con el Medio Ambiente que serían la etiqueta ECO y la etiqueta Cero Emisiones. Estamos obviando que también existen vehículos a los cuales no les corresponde etiqueta alguna debido a sus altos niveles de contaminación.

La etiqueta “B” es de color amarillo y corresponde a aquellos vehículos gasolina que cumplen normativa Euro 3 o diésel que cumplen normativa Euro 4 o Euro 5.

La etiqueta “C” es de color verde y corresponde a los vehículos gasolina que cumplen normativa Euro 4 o superior y a los vehículos diésel que cumplen normativa Euro 6.

La etiqueta “ECO” es verde y azul y corresponde a los vehículos con etiqueta “C” que hayan sido adaptados a AutoGas/GLP o GNC, a los híbridos no enchufables y a los híbridos enchufables con menos de 40 kilómetros de autonomía eléctrica.

La etiqueta “CERO” es azul y corresponde a los vehículos eléctricos y a los híbridos enchufables con más de 40 kilómetros de autonomía eléctrica.

Actualmente no hay ninguna restricción a la circulación en nuestro país para vehículos con etiquetas ECO o CERO. por lo que adaptando tu vehículo a GLP (siempre que cumple con las condiciones de la etiqueta “C”) podrás circular sin restricciones en cualquier ciudad del territorio nacional.

España, entre los principales países de la UE en puntos de recarga de combustibles alternativos

Uno de los principales aspectos a valorar a la hora de adquirir un vehículo, sobre todo si se trata de uno propulsado por combustibles alternativos, es el número de puestos de repostaje y la cercanía de estos a tu vivienda o ruta habitual.

En el caso de la Unión Europea nos encontramos con una gran concentración de estos puestos de repostaje en los principales países, abarcando los 4 principales países más del 75% de los puntos totales, siendo los mismos Holanda con 50.824, Alemania con 40.517, Francia con 30.367 y Reino Unido con 28.538.

A pesar de no encontrarse en este grupo, España es uno de los principales países de la UE en este aspecto, disponiendo en estos momentos de 5.769 puntos de repostaje. Es una buena cifra pero la tendencia es que aumente ya que, cada vez más, se están demandando este tipo de vehículos. Muestra de ello es el aumento del 40% de las matriculaciones entre octubre del año pasado y el mismo mes del año en curso de vehículos que circulan con cualquier tecnología que no sea diésel o gasolina.

Además del aumento en las ventas, la evolución del parque de vehículos nacional hacia un futuro más sotenible, muchas veces motivado por las nuevas normativas, nos obliga a seguir creciendo en esta dirección ya que los combustibles más respetuosos con el Medio Ambiente son el futuro dentro de la movilidad.

¡Esto ahorrarías adaptando tu vehículo a Autogas/GLP!

¿Cuánto puedo ahorrar con la transformación de mi vehículo a autogas GLP? Averígualo con nuestra tabla de ahorro, que tiene en cuenta el consumo de tu coche y los kilómetros recorridos al año.

Para su elaboración se han empleado los precios medios correspondientes al mes de octubre de la gasolina y el GLP, que son 1,196€/litro y 0,665€/litro respectivamente. Cabe destacar que estos valores pueden variar ligeramente según la localidad o la estación de servicio.

El resultado se expresa en euros ahorrados anualmente y se trata de una estimación ya que, dependiendo del vehículo y sus condiciones, la variación de consumo de gasolina a GLP puede diferir, aunque nunca de una forma muy significativa.

Además, con la adaptación a autogas puedes conseguir la Etiqueta ECO para tu coche y circular sin restricciones.

El consumo de carburantes sube un 2,2 % en el mejor enero desde hace 9 años

El consumo de combustibles de automoción aumentó un 2,2 % en enero respecto al mismo mes de 2018 hasta los 2,2 millones de toneladas, y superó con ello el consumo registrado en el primer mes del año de los últimos nueve años, según los datos la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores).

En concreto, el consumo de gasolinas aumentó en enero un 6,3 %, mientras que el de gasóleos lo hizo el 1,4 %.

Por otro lado, en enero también creció el consumo de todos los grupos de productos petrolíferos, con una subida del 37,1% en GLP (gas licuado de petróleo); un 6,3 % en gasolinas; un 6 % en gasóleos; un 6,2 % en querosenos, que tras el ligero descenso del mes pasado volvieron a subir, y un 13,6 % en fuelóleos.

Este nuevo incremento de enero se produce después de que el consumo de carburantes de automoción creciese en el conjunto de 2018 un 2,4 % respecto al año anterior (28,6 millones de toneladas), encadenando así su quinto año consecutivo al alza, con un aumento en el uso de la gasolina del 4,9 % y del 1,9 % en el del gasóleo.

En cuanto al consumo de gas natural, tras siete meses de descensos, aumentó en enero un 16,6 % respecto al mismo mes del año anterior situándose en 40.910 GWh, máximo desde febrero 2008.

En enero aumentaron todos los tipos de consumo, con un alza del gas natural destinado a generación eléctrica del 32,4 %, del 17,3 % en el GNL de consumo directo y del 13,8 % en el convencional, que alcanzó 32.992 GWh y superó el anterior máximo para este tipo de consumo (30.255 GWh en febrero 2012) desde que se dispone de datos (2004).

Fuente: investing.com

 

El consumo de combustibles de automoción sube un 2,8% en noviembre

El pasado mes de noviembre volvió a aumentar el consumo de combustibles de automoción. En concreto, un 2,8% respecto al mismo periodo de 2017). En el undécimo mes de 2018 ascendió tanto la demanda de gasóleos (2,1%) como la de gasolinas (6,8%). En el acumulado anual (enero-noviembre) el consumo de los combustibles de automoción crece un 2,5%. Tal y como sucede en los últimos meses, es mayor el incremento en las gasolinas (4,6%) que en los gasóleos de automoción (2,1%).

Durante el penúltimo mes de 2018 ascendió el consumo de todos los grupos de productos, a excepción de los gasóleos (cuya demanda se contrajo un 0,6%). Destaca el incremento del GLP (un 92,4%). En menor medida aumentó la demanda de gasolinas (6,8%), querosenos (6,9%) y fuelóleos (2,3%). En el acumulado anual presentaron crecimientos interanuales todos los grupos de productos: GLP (15,0%), gasolinas (4,6%), querosenos (4,7%), fuelóleos (2,6%) y gasóleos (2,4%), informó en una nota de prensa la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos, Cores.

Por sexto mes consecutivo, en noviembre descendió el consumo de gas natural (un 5,6% frente al mismo periodo de 2017). No obstante, subió el consumo convencional (3,3%), que alcanzó 25.925 GWh, el máximo para un mes de noviembre desde que se dispone de datos (2004). Por el contrario, el destinado a generación eléctrica (cayó un 29,1%) continuó protagonizando fuertes descensos. El GNL de consumo directo, por su parte, aumentó un 8,6%. En el acumulado anual, el consumo de gas natural desciende un 0,2%. Aumentan el consumo convencional (5,4%) y el GNL de consumo directo (1,3%), mientras que disminuye el destinado a generación eléctrica (-19,8%).

Fuente: interempresas.net

 

El precio de la gasolina no para de subir y ya alcanza máximos de hace tres años

El llenar el depósito de gasolina del coche es un quebradero de cabeza. El ir a la gasolinera se está convirtiendo en algo cada vez más caro y las perspectivas no son nada halagüeñas. Los expertos no prevén que el precio del petróleo caiga a corto plazo sino todo lo contrario, lo que se trasladará (y rápidamente) al precio de los combustibles. La subida, por tanto, será un elemento clave en la agenda de la nueva ministra de Energía y Medio Ambiente, Teresa Ribera.

El litro de gasóleo ha alcanzado los 1,242 euros por litro, un 0,16% más que la última semana, y no solo marca máximos anuales sino que alcanza niveles no vistos desde diciembre de 2014, según el Boletín Petroleo de la Unión Europea. Si no tienes un coche diésel sino gasolina la situación es aún peor ya que el litro ha alcanzado los 1,337 euros, máximos desde junio de 2014, tras subir un 0,15% en la última semana.

El precio medio del litro de ambos combustibles ha escalado a máximos en el año tras no dar tregua al conductor y encadenar once semanas consecutivas de subida. Por tanto, acumula un encarecimiento del 10% desde finales de marzo. Este fuerte avance se produce al calor del rally que ha experimentado el petróleo tras la decisión de Estados Unidos de retirarse del acuerdo nuclear con Irán y los problemas de producción o tensiones geopolíticas que se viven en países como Arabia Saudita, Venezuela, Libia o Nigeria.

De hecho, grandes bancos de inversión apuntan a que el rally del precio del crudo todavía tendría recorrido (a pesar de cotizar en máximos de 2014) y no estaría agotado. Goldman Sachs, por ejemplo, alertaba que el precio del Brent se iría a 82,5 dólares si otros países no ‘abrían’ el grifo. Por tanto, el mercado estará pendiente de la reunión que celebrará la OPEP a finales de este mes.

Con todo este escenario, el conductor que vaya hoy a llenar un depósito de 55 litros de gasolina, debería desembolsar 73,5 euros, lo que supone 5,6 euros más que en el arranque de año. Por su parte, el que tenga un coche diésel pagará 68,3 euros, notando en su bolsillo la misma subida que si echara otro combustible.

Por tanto, la ‘lupa’ de Álvaro Nadal, ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, no está surtiendo efecto. El ministro indicaba hace algunas semanas que el Gobierno estaba “vigilante” para que la subida del crudo no suponga un aumento de los márgenes de los operadores.

Más barata que en la Unión Europea

Este escenario es aún más desfavorable para el bolsillo de otros conductores europeos. De hecho, el precio de venta del litro de gasolina se sitúa en los 1,475 euros en el caso de la Unión Europea y en 1,517 euros para la eurozona mientras que el de diésel alcanza los 1,373 euros en ambas regiones.

Los combustibles más baratos en España frente a nuestros vecinos europeos obedece a que, pese a la subida de impuestos, nuestro país cuenta con una menor presión fiscal que la media comunitaria. De hecho, es frecuente ver a conductores portugueses y francesas que viven en regiones limítrofes con España o a pocos kilómetros como llenan su depósito en gasolineras de nuestro país.

Fuente: lainformacion.com

 

El consumo de carburantes de automoción crece un 4% encabezado por el autogas GLP y registra su mejor mes de enero desde 2011

El consumo de carburantes de automoción aumentó en enero un 4% con respecto al mismo mes del ejercicio pasado, alcanzando los 2 millones de toneladas, según el avance provisional de consumo de productos petrolíferos ofrecido por Cores.

Leer más