Transformación Mercedes Benz SL500 5.5 285 kW a autogas GLP

Vehículo: Mercedes Benz SL500
Motor: 5.5 285 kW
Código de motor: 273965
Año: 2008
Kit: Zavoli Bora
Ahorro estimado a los 30.000 kms: 2.680 €

 

 

 

 

 

 

 

Transformación Mercedes Benz E320 3.2 165 kW a autogas GLP

Vehículo: Mercedes Benz E320
Motor: 3.2 165 kW
Código de motor: 112949
Año: 2003
Kit: Zavoli Bora
Ahorro estimado a los 30.000 kms: 2.105 €

 

 

 

 

 

 

Transformación Jeep Compass 1.4 103 kW a autogas GLP

Vehículo: Jeep Compass
Motor: 1.4 103 kW
Código de motor: 55263624
Año: 2019
Kit: Zavoli Bora
Ahorro estimado a los 30.000 kms: 1.530 €

 

 

 

 

 

 

 

Transformación Jeep Renegade 1.0 88 kW a autogas GLP

Vehículo: Jeep Renegade
Motor: 1.0 88 kW
Código de motor: 55282151
Año: 2019
Kit: Zavoli Bora Direct
Ahorro estimado a los 30.000 kms: 1.310 €

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El gas pide paso en la movilidad verde de Aragón

Los vehículos con motor de gas, en sus diferentes versiones (GLP, GNC o GNL), toman posiciones en la carrera de la industria automovilística por una movilidad más sostenible. No cabe duda de que los eléctricos o los de hidrógeno les toman la delantera en cuanto a ecológicos al tener cero emisiones, pero la penetración del gas en el mercado está cogiendo músculo debido a que estos sí están al alcance del bolsillo de una familia con un poder adquisitivo medio, cosa que no ocurre con los de batería.

Las ventas en Aragón de los coches, furgonetas o camiones con estos combustibles alternativos crecen a buen ritmo, hasta engrosar un parque de casi 3.000 unidades. Al calor de este empuje, se están expandiendo en la comunidad nuevas infraestructuras para repostar. Empresas como Redexis, Repsol o la aragonesa Zoilo Ríos están detrás de algunos de estos proyectos de inversión.

Los modelos bifuel, llamados así porque cuentan con un depósito secundario de gasolina, se encuadran bajo la etiqueta ambiental Eco de la Dirección General de Tráfico (DGT), un distintivo que ofrece ventajas como la ausencia de restricciones para circular en las grandes ciudades como Madrid y Barcelona.

Dentro de este segmento existen dos tipos bien diferenciados en función del carburante que usan. Por un lado, están los vehículos de gas natural comprimido (GNC), el mismo que se utiliza en gran parte de los hogares para alimentar la caldera, pero en este caso almacenado en botellas a alta presión. Existe además una variante líquida —en lugar de gaseosa— de este mismo hidrocarburo, el GNL (gas natural licuado), utilizado para transporte pesado de larga distancia. El otro grupo es del gas licuado del petróleo (GLP), conocido comercialmente como autogas, un producto también líquido muy extendido en muchos países de Europa y que ahora está ganando terreno en el mercado español.

El que más ventajas medioambientales ofrece es el de gas natural. Reduce hasta casi cero las emisiones contaminantes sobre calidad del aire –azufre y partículas ambientales (PM)– y un 85% las de dióxido de carbono (NOx). En cuanto a las emisiones que afectan al calentamiento global, las de CO2 son un 25% menores. Desde el punto de vista económico también resulta atractivo, ya que su precio de venta es similar a uno convencional y el ahorro de combustible es del 30% respecto al diésel y del 50% en relación a la gasolina.

«Aparte de ser ecológico es económico, lo que no ocurre con otras soluciones como los eléctricos», destaca Miguel Mayrata, director de Diversificación de Negocio de Redexis, una de las empresas que más está apostando por este carburante en España, donde es uno de los principales operadores del sector gasista.

«Es la única alternativa limpia para el transporte pesado por carretera y marítimo», destacan desde Gasnam, la asociación empresarial que promueve el uso del gas natural en la movilidad de España.

ESCASA INFRAESTRUCTURA

El mayor obstáculo para el desarrollo del GNC o GNL es la escasez de estaciones para repostar, aunque esto poco a poco dejará de ser un inconveniente. En Zaragoza y su entorno hay actualmente tres gasineras: una de Endesa, ubicada en la cooperativa Auto Taxi; otra de Ham, en Alfajarín (polígono El Saco); y la tercera de Vía Gas, en el kilómetro 328 de la autovía A-2. Esta última fue la primera que abrió, en el 2013. «Cuando empezamos era una apuesta incierta, había poca cosa, pero ahora hay mucho movimiento, la demanda crece cada año tanto en camiones como en coches», dice Ramón Pascual Lapeña, director técnico de Vía Augusta, empresa transportista que puso en marcha la estación.

En los próximos dos años hay proyectadas cinco nuevas gasineras en la capital aragonesa, que se situará así entre las ciudades españolas con más estaciones por habitante. Tres de estas están impulsadas por Redexis en alianza con Cepsa y la primera apertura se producirá este mismo mes en la cooperativa de Auto Taxi, donde se ultiman las obras. Por su parte, Zoilo Ríos abrirá dos puntos más de recarga en la primavera del 2020, que se situarán en las estaciones El Cisne y Los Ibones (de nueva creación).

El despegue del GNC está, por tanto, en una fase inicial pero prometedora. Las cifras de su implantación en Aragón son discretas, ya que el 85% de las ventas se concentran en Madrid y Barcelona, donde hay una mayor red para repostar. Hasta agosto había en Aragón un parque de 99 vehículos con este combustible, un 52% más que hace un año (65), según la DGT. A nivel nacional se ha pasado de 5.000 unidades en el 2016 a las 19.000 actuales.

REPSOL TIRA DEL AUTOGAS

Por su parte, el GLP vive un apogeo aún mayor. Este derivado del petróleo también presenta ventajas medioambientales respecto a los combustibles convencionales: reduce un 68% las emisiones de NOx, un 14% las de CO2 y hasta en un 100% las de partículas. El coste del vehículo es similar al de los de un motor estándar y existe la posibilidad de adaptar uno de gasolina a bifuel con GLP en un taller especializado por unos 1.200 euros.

«Es una solución real de hoy gracias a la amplia red de puntos de repostaje disponibles y a qué es asequible para todos los conductores», destaca Estibaliz Pombo, responsable de autogas de Repsol, quien considera que es el combustible sostenible «más madura» del mercado.

En España hay 670 estaciones que sirven GLP, una categoría que lidera Repsol, con 403 puntos de venta. En Aragón hay 16, de las que 12 son de esta compañía. Esta importante red de carga explica la buena marcha de las ventas. En los ocho primeros meses del 2019 se matricularon en Aragón y en España más vehículos de autogas que en todo el año pasado. En concreto, en la comunidad se vendieron 500, un 83% más respecto al mismo periodo del 2018 (272), siendo el modelo alternativa que más crece en términos absolutos.

Fuente: elperiodicodearagon.com

 

Los coches de autogas GLP tienen futuro

Según la Asociación Gas Licuado, este año se matricularán 30.000 unidades, lo que representa un aumento del 50 % respecto al año anterior. A esta organización pertenecen las principales compañías que importan y comercializan autogas, propano y butano en España (Cepsa, Disa, Primagás, Repsol y Vitogas).
Una de las principales ventajas del GLP (Gas Licuado del Petróleo) la transformación de vehículos ya existentes, aunque, por ahora, sólo en los que son de gasolina. Es un proceso rápido y asequible (a partir de 1.200 euros) que se realiza en talleres especializados. En 2018 se adaptaron cerca de 6.000 coches y hasta agosto de este año se han superado las 5.000 unidades.

Pero su gran ventaja es la economía de uso, ya que el GLP cuesta la mitad que otros combustibles tradicionales. En este momento, existen 670 estaciones con surtidores de Autogas y el depósito de este combustible siempre estará acompañado por el de gasolina por lo que autonomía de estos coches supera los 1.000 kilómetros.

Otra ventaja es que el uso del GLP otorga al coche la etiqueta ECO , por lo que se ahorra el 75% del impuesto de circulación y puede acceder a las zonas de bajas emisiones delimitadas en distintas ciudades.

Modelos más vendidos GLP

1- Opel Corsa 5P – 3.855 unidades

2- Dacia Dokker – 3.338 unidades

3- Dacia Sandero – 2.688 unidades

4- Renault Clio 5P – 1.579 unidades

5- Opel Mokka X – 1.548 unidades

6- Dacia Lodgy – 1.486 unidades

7- Dacia Duster – 1.217 unidades

8- Fiat 500 – 1.077 unidades

9- Fiat Tioi 5P – 718 unidades

10-Opel Corsa 3P – 463 unidades

Fuente: motorpoint.com

 

Dale más GLP, la app perfecta para los que apuestan por el autogas GLP

La entrada al mercado de los vehículos de auto gas o gas licuado de petróleo (GLP) es una realidad cada vez más útil.

Más allá de evadir restricciones de circulación en las ciudades con protocolos por contaminación, hay que sumar ventajas como la autonomía de más de 1000 kilómetros (teniendo en cuenta que los coches son bifuel) o de entre 300-500 kilómetros solo contando con el depósito de gas, el precio (cuya media en agosto se situó en 0.72€/l) y el crecimiento de los puntos de repostaje en las principales estaciones de servicio de la red de carreteras españolas.

Actualmente, hay 70.000 vehículos en el parque automovilístico español que han apostado por este tipo de combustible alternativo gracias no solo a la oferta de marcas sino también a las empresas instaladoras del kit de conversión. Aunque la previsión es que muchos más comiencen su conversión en el próximo año para salvar las restricciones cada vez más habituales en las grandes capitales.

Para los conductores de este tipo de vehículo se ha lanzado una app en Android que permite encontrar los 579 puntos de repostaje en las estaciones de servicio españolas más cercana o que formen parte de la ruta establecida cuando se va de vacaciones.

Dale más GLP permite monitorizar y gestionar las fecha y kilometrajes cuando el vehículo necesite mantenimiento para no olvidarse de ninguna revisión de los medios de transporte en un domicilio (coches y motos) o la lectura de kilometraje, al momento de repostar el combustible, por medio de una foto, facilitando la forma en la que los datos son introducidos.

Desarrollada por un programador de aplicaciones móviles, para mediados de octubre “dispondrá de una importante funcionalidad en su modalidad Premium: exportar toda la información a una hoja de Excel™, permitiendo a los usuarios más exigentes poder analizar dichos datos a su gusto” explica.

Fuente: elmundofinanciero.com

 

Los vehículos alimentados por autogas GLP, los más vendidos entre los que recurren a combustibles alternativos

Según las cifras de matriculaciones de la DGT recogidas por la consultora MSI, hasta finales agosto de este año se matricularon 19.645 vehículos que usan tanto gasolina como autogas, por encima de las 11.681 altas de vehículos eléctricos y los 4.257 registros de vehículos que pueden utilizar tanto gasolina como gas natural comprimido (GNC).

Estas cifras corroboran que el autogas es la opción preferida por los conductores españoles a la hora de elegir un vehículo alimentado por combustibles alternativos. No obstante, dentro de los vehículos con etiqueta ECO los más comercializados son los híbridos, que recurren a un motor eléctrico, que se utiliza a bajas velocidades, junto a un motor de gasolina. A esta categoría corresponden las 53.979 unidades matriculadas entre el 1 de enero y el 31 de agosto de 2019.

Teniendo en cuenta estas cifras, y siempre según los datos ofrecidos por MSI, hasta el último día del pasado mes de agosto se matricularon en España 7,3 veces más coches híbridos de gasolina y 2,6 veces más de autogas que eléctricos puros. Ambas categorías coparon el 73,2% de los vehículos alternativos de nueva matriculación.

Otra buena noticia para el autogas es que en los ocho primeros meses de 2019 se dieron de alta casi las mismas unidades que en todo el pasado ejercicio 2018 (19.645 frente a 19.664). A esta mejoría se le unen las adaptaciones de vehículos gasolina a autogas, (convirtiéndose así en bifuel): 5.171 unidades.

En total, en el parque automovilístico español de autogas (excluyendo Ceuta, Melilla y Canarias) alcanzó a finales de agosto los 106.082 vehículos.

Varios son los factores que están propiciando este incremento de la presencia del autogas entre el parque rodante nacional. Entre ellos, la red de repostaje, que en la actualidad está integrada por 670 puntos de venta, la gran mayoría de los cuales pertenecen a la red de estaciones de servicio de Repsol (403).

Desde MSI se recuerda que a los vehículos alimentados por autogas se les ha asignó la etiqueta ECO gracias a que este combustible alternativo reduce las emisiones de NOx en un 68% y las de partículas hasta en un 100% respecto a los combustibles convencionales. Asimismo, contribuye a reducir el efecto invernadero al disminuir en un 14% las emisiones de CO2 y minimiza los niveles de ruido en un 50%. Los usuarios de este tipo de vehículos, además, pueden beneficiarse de bonificaciones municipales en diferentes localidades españolas, como la reducción del coste del aparcamiento en zonas de estacionamiento regulado.

El fuerte incremento de las matriculaciones de coches de autogas es la razón por la que la demanda de este combustible alternativo esté viendo aumentada su demanda. Según la Corporación de Reservas Estratégicas (Cores), dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, el consumo de GLP para automoción creció hasta junio un 39,3% respecto al mismo periodo del año pasado.

Fuente: interempresas.net

 

Transformación Ford C-Max 1.0 92 kW a autogas GLP

Vehículo: Ford C-Max 
Motor: 1.0 92 kW
Código de motor: M1DA
Año: 2015
Kit: Zavoli Bora Direct
Ahorro estimado a los 30.000 kms: 1.040 €

 

 

 

 

 

 

 

Las matriculaciones de coches de GLP ya superan en ocho meses las de todo 2018

Los vehículos de Autogas, también conocidos como GLP, han batido un nuevo récord en España al superar en los ocho primeros meses de 2019 la cifra de matriculaciones de todo el año anterior. En concreto, entre el 1 de enero y el 31 de agosto se matricularon 19.645 nuevas unidades, frente a las 19.598 registradas a lo largo de todo 2018, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Las estadísticas confirman que el Autogas se ha convertido en la principal opción en el mercado de los vehículos alternativos en España, con una cuota del 2,7% frente al 0,6% de los eléctricos y el 0,4% de los alimentados por gas natural (GNC). Por cada coche eléctrico se venden cuatro de Autogas, a pesar de que muchas Administraciones están apostando públicamente por la movilidad eléctrica como única alternativa.

Actualmente existen más de 100.000 vehículos propulsados por Autogas en España y esta cifra crece a un ritmo superior a las 2.000 nuevas unidades cada mes. En concreto, las casi 20.000 matriculaciones entre enero y agosto representan un promedio de 2.455 al mes, un dato que rebasa con claridad las 1.633 registradas mensualmente durante 2018.

En los ocho primeros meses de 2019 se ha registrado un incremento del 62,6% con respecto a los 12.081 vehículos matriculados del 1 de enero al 31 de agosto de 2018. Si se mantiene la tendencia, España cerrará el año con cerca de 30.000 matriculaciones de vehículos de Autogas. Esta progresión se refleja igualmente en las ventas de este combustible, que han aumentado más de un 50% en comparación con el año anterior.

«Más de 30 millones de coches ya emplean esta opción en todo el mundo y el mercado español todavía tiene un gran potencial de desarrollo para alcanzar los niveles de penetración de otros países europeos», explica Santiago Pérez, director general de GasLicuado, la asociación que reúne a las principales empresas de la industria del gas licuado (o GLP) en España.

Además de las matriculaciones de coches nuevos, la tecnología de Autogas ofrece la posibilidad de transformar vehículos ya existentes en un proceso rápido y asequible que se lleva a cabo en talleres especializados, contribuyendo así a la economía circular y a la reducción de emisiones. En 2018 se adaptaron alrededor de 6.000 unidades en España y en 2019 ya se han superado las 5.000 hasta agosto, según datos de GasLicuado.

«El crecimiento constante de esta alternativa de movilidad sostenible se produce en un momento de descenso generalizado en el número total de matriculaciones, provocado por la incertidumbre en torno a la regulación», recuerda el responsable de GasLicuado. «En este sentido, nos alegra que el Ministerio de Industria defendiera el pasado jueves la necesidad de contar con todas las tecnologías disponibles para renovar el parque automovilístico y mejorar la calidad del aire», añade.

La ventaja de la etiqueta ECO

«Al apostar decididamente por el Autogas», señala Pérez, «los consumidores españoles están reconociendo su ventajas tanto desde el punto de vista económico, puesto que el GLP cuesta casi la mitad que otros combustibles tradicionales, como desde el respeto por el medio ambiente».

Estos vehículos generan alrededor de un 80% menos de NOx, hasta un 100% menos de partículas contaminantes y cerca de un 15% menos de CO2. Por ello, la DGT los reconoce con la etiqueta ECO, lo que proporciona a sus propietarios la ventaja de circular sin restricciones por el centro de las ciudades, disfrutar de bonificaciones en zonas de estacionamiento regulado e incorporarse al carril bus-VAO independientemente del número de ocupantes.

Además, ya existen 670 estaciones de servicio con Autogas en toda España y la autonomía de estos vehículos llega a superar los 1.100 kilómetros, lo cual permite circular por todo el territorio nacional con garantías plenas de repostaje.

Fuente: abc.es