Los españoles prefieren los coches a gas frente a los eléctricos

La movilidad sostenible sigue ganando adeptos en España. A la hora de comprar un coche nuevo cada vez son más los españoles que prefieren decantarse por una opción de movilidad alternativa frente a los tradicionales coches de gasolina o diésel. Tecnologías como las mecánicas electrificadas (HEV y PHEV) así como los combustibles alternativos más ecológicos como el GLP o el GNC siguen ganando adeptos.

A pesar de esta «fiebre» que se vive por la compra de coches ecológicos, lo cierto es que aún estamos muy lejos de poder cumplir con las previsiones que baraja el Gobierno de cara a las próximas décadas. Basta con analizar los datos de ventas de coches en España. Los números no engañan. Los vehículos propulsados por energías alternativas siguen representando una pequeña parte de las matriculaciones totales.

Somos bombardeados a diario con las bondades y ventajas que tiene el coche eléctrico. Sin embargo, hay muchos problemas que deben ser resueltos para que se produzca, de manera real, su masificación. Sin embargo, los mensajes que nos llegan intentan convencernos de una situación que es irreal. No, el coche eléctrico no es la opción de movilidad sostenible más popular y mucho menos está cerca de convertirse en la gran referencia dentro del grupo que suponen los vehículos ecológicos.

Según los datos publicados por ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), entre los meses de enero y septiembre de 2019 se han vendido un total de 9.152 coches eléctricos. Una cifra muy lejana de los 27.270 vehículos de gas vendidos durante los nueve primeros meses de 2019. Las ventas de coches propulsados por GLP de automoción (Autogas) o GNC (Gas Natural Comprimido) siguen al alza.

Como vemos, las ventas de vehículos de gas prácticamente triplican a las de coches totalmente eléctricos. Hay varios motivos por los que los españoles se decantan por el GLP o el GNC en lugar de apostar por un automóvil de cero emisiones. En primer lugar, y más importante, es el precio. Los vehículos de gas son muy asequibles ya que es una tecnología adoptada tanto por marcas generalistas como por firmas premium. Adaptar un motor de combustión interna de gasolina al uso de estos combustibles alternativos es muy sencillo y su coste es pequeño.

En segundo lugar tenemos el factor ECO. Y es que los vehículos de GLP o GNC disponen del distintivo ECO otorgado por la DGT (Dirección General de Tráfico) con las ventajas que ello supone. Tampoco debemos perder de vista el ahorro económico que supone el uso del GLP o GNC frente a los carburantes tradicionales.

Para que las ventas de coches eléctricos puedan superar a las de vehículos de gas deben producirse varios hechos. El primero de ellos es el abaratamiento de estos vehículos y la mejora de sus prestaciones (autonomía) y, el segundo, la mejora de la infraestructura que permita su uso diario sin problemas. Básicamente, la mejora y aumento de la red de puntos de carga repartidos por el territorio español.

Fuente: motor.es

 

El precio de la gasolina se dispara un 10% en lo que va de año a pesar de que el petróleo ha bajado

El precio de la gasolina se ha disparado en lo que va de año a pesar de que el precio del barril de petróleo se ha estancado. De hecho, ha bajado levemente. Según el boletín petrolero de la Unión Europea, el coste de un litro de gasolina Euro súper 95 ha pasado de los 1,179 euros en la primera semana del mes de enero a los 1,308, un 10,9% más.

Asimismo, el precio del litro de gasoil ha pasado de 1,129 euros el 7 de enero de 2019 a los 1,213 euros el 14 de octubre de 2019, el último disponible. Es decir, que en este periodo de diez meses el avance que se ha producido es del 7,4% en el caso del gasóleo.

Mientras tanto, el coste del barril de petróleo se ha mantenido inalterable: en la primera semana de 2019 el Brent, el barril de referencia en Europa, llegaba a superar los 60,48 dólares y durante esta semana cotizaba entorno a los 60,1 dólares.

Es decir, que el precio de la gasolina se ha disparado un 10% en este periodo mientras que el precio del petróleo en niveles similares, a pesar del incremento temporal que se produjo a finales de verano tras el ataque a las refinerías de Arabia Saudí, que hicieron disparar todas las alarmas.

Gran parte de lo que se paga por la gasolina corresponde a los impuestos. De hecho, el 53% de lo que paga el consumidor final por un litro de gasolina son tributos que se pagan al Estado. En el caso del gasoil, los tributos representan el 51% del total, según el boletín petrolero de la Unión Europea.

Llenar un depósito de 50 litros sale a 6,45 euros más caro que a comienzos de año, lo que significa un buen golpe para el bolsillo de muchas familias si este precio más elevado se mantiene en el tiempo.

Los cambios en la fiscalidad

El ‘tipo especial’ único, la fiscalidad que grava el consumo de hidrocarburos desde el pasado 1 de enero, provocó de inicio una subida de los precios de venta al público de la gasolina y el gasóleo de 10 y 22 céntimos por litro, respectivamente, según datos del informe mensual de supervisión de la distribución de carburantes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Desde el 1 de enero se integraron los dos tramos del antiguo Impuesto de Ventas Minoristas de Determinados Hidrocarburos (IVMDH), el ‘tramo autonómico’ (que oscilaba entre cero y 4,8 céntimos de euro por litro y cuya cuantía decía cada comunidad) y el ‘tramo estatal’ (que ascendía a 2,4 céntimos de euro por litro) en un único impuesto. Este nuevo gravamen denominado ‘tipo especial’ se elevó a 7,2 céntimos de euro por litro y se aplica por igual en toda la Península y Baleares.

Según el regulador, el impacto de esta modificación impositiva es que, a pesar de que los precios antes de impuestos disminuyeron, se produjo un aumento de los precios de venta al público. En concreto, el precio antes de impuestos de la gasolina 95 descendió un 2% (-1 céntimo de euro por litro) y el del gasóleo A un 1,6% (-0,95 céntimos de euro por litro). Sin embargo, los precios de venta al público se incrementaron en 10 y 22 céntimos de euro por litro para la gasolina 95 y para el gasóleo A.

Fuente: okdiario.com

 

Nueva estación de servicio de Repsol Autogas GLP en Pamplona

Ya está disponible un nuevo punto de suministro Repsol AutoGas en Pamplona.

E.S. 97.132 – ES LA MILAGROSA
Dirección: C/MARI ABREGO, 5 (PAMPLONA) – 31006
Coordenadas: 42°47’52.0″N 1°38’44.1″W
Horario de apertura: CERRADO NOCHES
Teléfono de contacto: 948835233

El AutoGas es el carburante alternativo más utilizado en el mundo. Es un carburante económico, eficiente, cómodo, y seguro, que contribuye a la mejora de la calidad del aire urbano por sus valores mínimos de emisiones. Actualmente está disponible en 405 estaciones de servicio Repsol a lo largo de toda la geografía española. Gracias al compromiso de Repsol con la innovación, seguiremos ampliando los puntos de suministro durante los próximos años.

 

Tabla de ahorro de vehículos con autogas GLP. Septiembre 2019

¿Cuánto puedo ahorrar con la transformación de mi vehículo a autogas GLP? Averígualo con nuestra tabla de ahorro, que tiene en cuenta el consumo de tu coche y los kilómetros recorridos al año.

Para su elaboración se han empleado los precios actuales correspondientes al mes de septiembre de la gasolina y el GLP, que son de media 1,34€/litro y 0,71€/litro respectivamente. Cabe destacar que estos valores pueden variar ligeramente según la localidad o la estación de servicio.

El resultado se expresa en euros ahorrados anualmente y se trata de una estimación ya que, dependiendo del vehículo y sus condiciones, la variación de consumo de gasolina a GLP puede diferir, aunque nunca de una forma muy significativa.

 

 

La guerra contra la contaminación funciona: Europa ya registra 17.000 muertes menos al año

2015 marcó un punto de inflexión en la relación de los estados europeos y la contaminación ambiental. El escándalo de las emisiones trucadas de Volkswagen, bautizado para la posteridad como Dieselgate, colocó a las partículas contaminantes y a su impacto en la salud pública en el ojo del huracán. Desde entonces, han sido numerosas las medidas implementadas por los gobiernos municipales y nacionales de todo el continente, a menudo entre grandes controversias y conflictos políticos. Pues bien, la batalla, por el momento, está mereciendo la pena. El último informe de calidad del aire de la EEA (la Agencia Medioambiental Europea) lo confirma.

17.000 menos. Pese a que los niveles de contaminación en las principales ciudades europeas siguen siendo altos, las medidas destinadas a reducirla están funcionando. Entre 2015 y 2016 el volumen de muertes prematuras atribuibles a la mala calidad del aire se redujo en torno a las 17.000. Punta de una tendencia largamente asentada en el largo plazo. Desde principios de los noventa, la agencia calcula que Europa ha reducido el impacto de la contaminación en 500.000 muertes prematuras menos. Reducir el tráfico, imponer controles más estrictos a la industria y apostar por alternativas sostenibles salva vidas.

Pese a todo. Pero los niveles siguen siendo elevados. La EEA calcula que alrededor de 412.000 personas fallecen prematuramente a causa del perjuicio a su salud causado por los agentes contaminantes, de las cuales 374.000 residirían dentro de la Unión Europea. Los problemas van más allá: al igual que el tabaco o el alcoholismo, la contaminación genera una externalidad negativa en forma de gasto sanitario. La inversión en sanidad, la reducción de la productividad de las cosechas fruto del deterioro del suelo o la reducción de la productividad laboral son otros elementos influenciados por la mala calidad del aire.

Números. Los avances son esperanzadores, pero la escala global de la contaminación sigue siendo preocupante. La OMS estima que alrededor del 91% de la población mundial vive en “lugares donde no se respetan” sus propias directrices sobre la calidad del aire. Es un fenómeno al alza en países de rápida y caótica urbanización, como la India (Delhi es una distopía ambiental), Nigeria o, hasta hace muy poco, China, envuelta en nubes tóxicas. A nivel internacional, se estima que hay más de 4,2 millones de muertes atribuibles a la contaminación. El fenómeno afecta particularmente a poblaciones vulnerables, como los ancianos, los enfermos o los niños (más de 600.000 de ellos pierden la vida al año).

Abstracto. El Dieselgate espoleó un debate hasta entonces relativamente acallado. ¿Por qué? Por la naturaleza esquiva de la contaminación. No es visible. Su perjuicio en la salud se manifiesta en el largo plazo. No hay una causa-efecto inmediata y los estudios sobre su impacto en la salud, como el de la EEA o el de la OMS, parten de estimaciones. Como vimos en su momento, eso no significa que las partículas tóxicas no entren en nuestro organismo (respiramos unas 20.000 veces al día) o que no agraven o precipiten el desarrollo de determinadas enfermedades. Puede ser invisible, pero la contaminación daña nuestra salud.

Medidas. El abanico es amplio y ha sido muy exitoso en Europa. El ejemplo más claro es Noruega, país donde el 30% del parque automovilístico ya es eléctrico, mucho limpios que los convencionales. Tras años de escalada, la contaminación en sus ciudades ha descendido más de un 14%, a niveles previos al boom del diésel.  En Suecia, la limitación del vehículo particular y la apuesta por energía renovables ha aumentado en un año la esperanza de vida de sus ciudadanos urbanos. En Barcelona las supermanzanas han ahorrado 700 muertes prematuras al año.

Madrid Central ha sido exitoso limpiando el aire de la capital. Y en Londres, la histórica tasa de congestión ha reducido el tráfico en un 30%, incluyendo las emisiones. Un puñado de ejemplos de Europa está ganando su cruzada contra la contaminación.

Fuente: xataka.com

 

Badalona acoge la primera gasinera de pequeño formato de España con finalidad formativa

  • La nueva instalación, ubicada en la sede del Gremi Gremi d’Instal·ladors del Barcelonès Nord y Baix Maresme (AEMIFESA) ha sido impulsada por esta entidad y por NEDGIA, distribuidora de gas natural del grupo Naturgy, junto a Gasmocion, distribuidor de este modelo de gasinera.
  • La movilidad con gas natural (ECO-G) es una tecnología limpia que reduce casi a cero las emisiones contaminantes.

 

La ciudad de Badalona es la primera de Cataluña y de España que cuenta con una gasinera (estación de carga de gas natural para vehículos) de pequeño formato destinada a la formació de profesionales instaladores para poder fomentar su instalación en clientes  comerciales e industriales.

El alcalde de Badalona, Àlex Pastor, visitó hoy este nuevo equipamiento ubicado en la sede del Gremi d’Instal·ladors del Barcelonès Nord y Baix Maresme (AEMIFESA) en el barrio de Montigalà.

Con esta iniciativa, NEDGIA y AEMIFESA buscan formar a profesionales de las empresas instaladoras para que puedan ofrecer esto equipos a posibles clientes interesados en su instalación, dadas las ventajas importantes que aporta el uso del gas natural en la movilidad.

AEMIFESA, entitat que agrupa a las principales empresas instaladoras de la zona, ha estado representada por su presidente, Eric Martí i Bonet, y por su director gerente, Antonio Ruiz Amorós.

Al acto ha asistido también el director de NEDGIA Catalunya, Juan Manuel Belda, quien destacó “la importante y creciente aportación del gas natural en la movilidad sostenible, ya que por sus características contribuye a mejorar la calidad del aire de los núcleos urbanos”. Además, Belda ha recordado el compromiso de NEDGIA con el impulso y la introducción de nuevos usos de esta energía, el gas natural, que tiene un papel relevante en el cumplimiento de los objetivos de descarbonización”. “La nula emisión de partículas sólidas en su combustión hace al gas natural un aliado imprescindible del transporte público y privado, especialmente en las grandes ciudades”, dijo.

Un equipamiento innovador

La instalación, que consta de un compresor de recarga de gas natural comprimido (GNC) para vehículos, es un módulo de recarga más pequeño que los habituales que podemos encontrar en las gasineras públicas y tiene la característica que se puede instalar en viviendas particulares o establecimientos y locales públicos siempre que se encuentre en el exterior. No obstante, también existen modelos similares más pequeños que incluso se pueden instalar en los garajes de viviendas unifamiliares.

Sobre el gas natural para la movilidad sostenible

El gas natural utilizado en la movilidad es una tecnología limpia que reduce casi hasta cero las emisiones contaminantes que afectan a la calidad del aire en las ciudades: hasta un 100% las emisiones de NOx y más del 95% las partículas sólidas. Además, reduce en un 50% la emisión sonora y las vibraciones, frente a los motores diesel.

Además de los beneficios ambientales, la movilidad sostenible con gas natural comporta importantes ahorros en combustible (50% en comparación con la gasolina y 25% frente al diesel). Por ejemplo, un vehículo ligero puede recorrer con 20 euros 275 kilómetros con gasolina, 375 km con diesel y 555 km con ECO-G.

Fuente: Aemifesa

 

Las ventas de coches a gas en España siguen al alza: el GLP y el GNC ganan adeptos

Tanto el GLP de automoción (Autogas) como el Gas Natural Comprimido (GNC) son una excelente alternativa asequible de movilidad sostenible. Ambas tecnologías te hacen valedor del distintivo ECO de la DGT (Dirección General de Tráfico), lo que supone un factor determinante para las ventas de este tipo de automóviles. Unas ventas que siguen crecimiento a un nivel muy importante.

En el mes de septiembre de 2019 se han contabilizado un total de 2.794 matriculaciones de vehículos propulsados por GNC y/o GLP. Se trata de un fuerte crecimiento del 112,2% con respecto al mismo mes del ejercicio anterior. Es un importante volumen de ventas. Es más, supera a las ventas de coches eléctricos e híbridos enchufables juntas. Frente a la tecnología totalmente eléctrica o los vehículos híbridos enchufables, el gas es visto como una opción más interesante. Especialmente a nivel económico.

Si atendemos exclusivamente al periodo acumulado de este año, nos encontraremos con que entre los meses de enero y septiembre de 2019 se han registrado 27.270 unidades matriculadas, lo que representa una subida del 51% con respecto al año pasado. Una vez más, son más unidades que las matriculaciones juntas de eléctricos e híbridos enchufables.

Las ventas de vehículos a gas se sitúan en consonancia con el comportamiento general del mercado automovilístico español en el noveno mes de 2019. Recordemos que las ventas de coches en Españaalcanzaron las 85.021 unidades en septiembre, un 20,7% más que en el mismo mes del ejercicio anterior. Todos los canales de ventas reportaron subidas, aunque fue el de alquiladoras el que mayor crecimiento experimentó.

Por el contrario, los datos acumulados no son tan buenos. A pesar de que el mercado roza ya el millón de matriculaciones, no es suficiente para cerrar el periodo que comprende de enero a septiembre de 2019 en positivo. En total fueron matriculadas 998.472 vehículos, lo que representa una caída del 4,8%.

Fuente: motor.es

 

El 31,7% de los coches en España circula sin la pegatina medioambiental de la DGT

Las ventas de vehículos eléctricos, englobando las categorías de turismos, comerciales, industriales, autobuses y cuadriciclos, se han incrementado en alrededor de un 90% en 2019 respecto al año pasado, alcanzando en el mes de septiembre un volumen de 941 unidades, lo que supone un incremento del 45,6% en comparación con el mismo mes de 2018. Pese a estos importantes porcentajes de crecimiento, las cifras generales resultan insuficientes si se comparan con el volumen general de vehículos de combustión tradicional, y más si se tiene en cuenta el contínuo envejecimiento del parque.

El 31,7% del parque actual de turismos y todoterrenos en España no tiene distintivo medioambiental, lo que quiere decir que engloba principalmente a los vehículos más antiguos (modelos de gasolina anteriores a enero de 2000 y diésel anteriores a 2006), según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) recogidos por la patronal de los concesionarios, Faconauto.

Además, otro 34,3% del parque tiene la etiqueta B, correspondiente también a vehículos más viejos, ya que esta pegatina corresponde a los turismos de gasolina matriculados a partir de enero de 2000 y de enero de 2006 para los diésel.

Por su parte, la etiqueta C agrupa el 26,6% del total, y es donde se encuentran los turismos de gasolina matriculados a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014.

Finalmente, los vehículos con etiqueta CERO (eléctricos, principalmente) sólo representan el 0,1% del parque y los de etiqueta ECO (híbridos) alcanzan al 1,2% del total.

Faconauto ha indicado que estas cifras ponen de manifiesto, una vez más, el grave problema que sufre la automoción en nuestro país por la antigüedad de su parque y ha llamado la atención sobre su impacto medioambiental. Así, los vehículos sin etiqueta son responsables del 70% de las emisiones de NOx y partículas en los núcleos más poblados.

Según la vicepresidenta ejecutiva de esta entidad, la mejor manera de avanzar hacia una movilidad descarbonizada y sostenible es «matricular un vehículo nuevo, independientemente de la etiqueta que tenga». Marta Blázquez asegura que en la actualidad disponemos de tecnologías maduras «que nos permiten reducir de manera sustancial las emisiones, como son los vehículos gasolina y diésel de última generación, o las alternativas de gas (GNC, GLP)». Desde su punto de vista este tipo de vehículos tienen todavía que jugar un papel fundamental para avanzar en el periodo de transición que estamos viviendo y en el que «son la única oferta medioambientalmente sostenible para todos los bolsillos».

En España se duplicaron (+112,15%) el mes pasado las ventas de vehículos de gas en todas sus modalidades (GLP, GNC y GNL), hasta 2.794 unidades, registrando una penetración del 2,87% sobre el conjunto del mercado, mientras que en lo que va de curso el volumen fue de 27.270 unidades, un 51% más (2,37% de cuota). No se vendió ningún vehículo de hidrógeno desde enero.

La patronal ha recordado que la mejor opción para avanzar hacia una movilidad más sostenible y abordar de manera urgente el cumplimiento de los objetivos europeos sobre cambio climático y calidad del aire, es apostar por la renovación del parque, es decir por achatarrar los vehículos sin etiqueta para sustituirlos por otros que sí dispongan de etiqueta, particularmente si ésta es CERO y ECO, o C para las rentas medias y bajas.

Al mismo tiempo, hay que propiciar la llegada de modelos eléctricos e híbridos. «Lo que no podemos permitirnos, desde un punto de vista medioambiental y de seguridad vial, es que todavía haya en circulación tantos vehículos sin etiqueta». Ante la falta de Gobierno, son las comunidades autónomas las que pueden dar respuesta a esta urgencia, «como ya han hecho el País Vasco o Galicia», ha dicho Marta Blázquez, vicepresidenta ejecutiva de Faconauto.

Fuente: abc.es

 

Transformación Porsche Cayenne 4.5 250 kW a autogas GLP

Vehículo: Porsche Cayenne
Motor: 4.5 250 kW
Código de motor: M48/00
Año: 2006
Kit: Zavoli Bora
Ahorro estimado a los 30.000 kms: 2.420 €

 

 

 

 

 

 

Transformación Opel Antara 3.2 167 kW a autogas GLP

Vehículo: Opel Antara
Motor: 3.2 167 kW
Código de motor: 10HM
Año: 2007
Kit: Zavoli Bora
Ahorro estimado a los 30.000 kms: 1.840 €